• NUEVA YORK |
  • |
  • |

El cónsul de Nicaragua en Estados Unidos, César Mercado Pavón, fue encontrado degollado en el apartamento donde residía, ubicado en el barrio neoyorquino South Bronx.

El chofer que trasladaría a Mercado a la inauguración de la Asamblea General de la ONU, se percató a las 10:15 de la mañana del inusual retraso del diplomático y subió a su apartamento en el piso seis para buscarlo, donde descubrió el cadáver con el cuello cortado y un puñal al lado del cuerpo.

Según la cadena de información internacional CNN, una de las vecinas de Mercado, quien solicitó el anonimato, comentó que una hora antes del hallazgo, a las 9:00 de la mañana, había escuchado que una persona preguntó por la ubicación del departamento de Mercado.

Esta información fue confirmada por el vocero de la misión de Nicaragua ante las Naciones Unidas, ONU, Danilo Rosales.

Vicecanciller confirma
El vicecanciller de Nicaragua, Manuel Coronel Kautz, declaró en el Canal 2 de la televisión nacional que el Canciller de la República, Samuel Santos -quien se encontraba en Nueva York para asistir a la sesión inaugural de la ONU -, está realizando las gestiones pertinentes para conocer los detalles sobre la muerte del cónsul nicaragüense en esa ciudad.

Coronel Kautz explicó que Santos también se está encargando de comunicarles la situación a los familiares del fallecido.

Mercado Pavón llevaba 8 años trabajando como representante del gobierno de Nicaragua, expresó Kautz , quien aseguró estar "pendiente" del caso, sin dar mayores detalles.

Mercado fue nombrado cónsul en Nueva York por el anterior gobierno del presidente Enrique Bolaños (2002-2007), según decreto presidencial emitido el 19 de diciembre de 2002. Previamente, durante el gobierno del liberal Arnoldo Alemán (1997-2002), se desempeñó como agregado consular de Nicaragua en la misma ciudad norteamericana.

El vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales Carazo, indicó que se enteró de la noticia de la muerte del diplomático por una llamada telefónica que le hizo el embajador de Estados Unidos en Managua, Robert Callahan, quien lamentó el hecho y le informó que el FBI hacía todos los esfuerzos por esclarecer el caso.