Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

El diputado del Frente Sandinista, Evert Cárcamo, se aferró a la candidatura para la Alcaldía de Managua y enfatizó que aún no está dicha la última palabra en cuanto al mecanismo de selección de los aspirantes a los cargos de elección municipales.

Este fin de semana, el FSLN espera tener definido el mecanismo de selección de candidatos, sin embargo, Cárcamo insistió en que cualquiera que sea, en el caso de Managua, el aspirante a la silla edilicia, debe ser un militante sandinista, en clara referencia a que Alexis Argüello y Agustín Jarquín no podrían ser los nominados oficiales del partido rojinegro.

“Ya es hora que los sandinistas nos valoremos y creamos que podemos dirigir y hacer las cosas. No necesitamos a nadie que no sea del sandinismo… y poner a otros (como candidatos) que no son sandinistas; si vamos a perder (las elecciones), perdamos con sandinistas”, dijo Cárcamo.

Argüello es quien lo dice
Cárcamo rechazó que exista preferencia del presidente Daniel Ortega y de la primera dama, Rosario Murillo, hacia el ex vicealcalde Alexis Argüello. “Yo no he oído (al presidente y a la primera dama) decir que (Alexis) es el candidato; lo he oído a él decir eso”, expresó.

El diputado “matizón” pidió una oportunidad a la Asamblea Sandinista, al presidente Ortega y a la primera dama para ser el candidato “de consenso” del Frente Sandinista, a la vez que rechazó las pretensiones de su colega Agustín Jarquín, quien pretende ser el aspirante por la Convergencia Nacional.

“Cada quien tiene su partido político, así que cada quien que corra (se postule) por su partido”, enfatizó.