•  |
  •  |
  • END

Los diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, arremetieron nuevamente contra sus colegas del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, a quienes acusan de retrasar deliberadamente la aprobación de la Ley de Conjueces, cuyo dictamen estuvo “engavetado” durante 25 meses en las oficinas de la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos de la Asamblea Nacional, presidida por el legislador del PLC, José Pallais, Arana.

La reacción de los legisladores de ALN, es en respuesta a los señalamientos que a la vez la hicieron sus colegas del PLC, en el sentido de haber respaldado con sus votos en el Parlamento, la aprobación de la reforma al Presupuesto 2010.

Los diputados del PLC, --en particular Wilfredo Navarro--, acusaron a sus colegas de ALN de traidores por haber participado en la sesión extraordinaria del pasado domingo.

“¡Sí, somos traidores, y qué!”, respondió el diputado y secretario nacional de ALN, Carlos García Bonilla, quien hizo una cronología, con documentos en mano, de cómo el PLC y el FSLN retrasaron deliberadamente la aprobación de la Ley de Conjueces, lo que a juicio de García ha provocado la crisis en el Poder Judicial.

Según García, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, Manuel Martínez Sevilla y Rafael Solís Cerda, a través de un acuerdo político, lograron que la Asamblea Nacional retrasara la discusión y aprobación de la ley.

Pallais se defiende

El diputado del PLC y presidente de la Comisión de Justicia del Parlamento, José Pallais Arana, se defendió de los ataques y culpó a los miembros de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional por el retraso, alegando que el dictamen de la ley no se ha podido incluir en el orden del día para su aprobación porque no existen los votos para ello.

Además, Pallais señaló que “inexplicablemente”, el diputado Edwin Castro Rivera, miembro de la Comisión y jefe de la bancada oficialista retiró su firma del dictamen original, y pidió que la Junta Directiva del Parlamento regresara el documento a la Comisión de Justicia, bajo el argumento de que no realizaron las consultas debidas.

Para el diputado de ALN, Carlos García, las explicaciones que del PLC en torno al retraso en la aprobación de la ley “no son más que argucias”, y que en el fondo existe un contubernio entre el FSLN y el PLC, “porque a ninguno de los dos partidos les conviene la aprobación de la ley y menos su puesta en vigor”, señaló García.

No harán quórum

Pese a los pleitos, los diputados de ambos partidos coinciden en que la próxima semana no harán quórum en el Parlamento a fin de boicotear las sesiones plenarias.

José Pallais, del PLC, exhortó a sus colegas de ALN a respaldar con sus dos votos en la próxima reunión de Junta Directiva, la modificación del orden del día para incluir la discusión y aprobación de la Ley que deroga el Decreto Ejecutivo 03-2010, y una resolución que revoque la publicación de la Constitución en La Gaceta, Diario Oficial, del 16 de septiembre.

Además, que se dé trámite a la solicitud de destitución del presidente del Parlamento, René Núñez Téllez.