•  |
  •  |
  • END

Eduardo Quiñónez, hermano del diputado Enrique Quiñónez, fue detenido el jueves por la Policía de Hialeah, Miami, pues junto a otros cinco hombres con los cuales trabajaba como tasador de seguros, es acusado de gestionar—en complicidad con un taller de mecánica—pagos inflados en miles de dólares para las compensaciones a dueños de automóviles accidentados.

La cadena de noticias Univisión y El Nuevo Herald confirman la noticia en sus sitios web y citan a la fiscal estatal, Katherine Fernández-Rundle, quien afirmó que Quiñónez, Román Hernández y Roy Stella pertenecían a la compañía aseguradora All State, mientras que Jeremazine Kirkland y Julio Ravelo a State Farm, los cuales, según dijo, ahora enfrentan penas de tres a 30 años de prisión.

El Nuevo Herald señala en su portal que Fernández-Rundle expresó que no tolerarán esa “actividad criminal” y Univisión, señala por su parte, que la misma fiscal mencionó que este es el primer caso que ella recuerda en donde los empleados de compañías de seguros están envueltos en fraude de seguros.

Caso investigado desde 2009

La detención de esta banda forma parte de la tercera y última etapa de una investigación iniciada en julio de 2009 sobre las actividades del taller High Performance, en Hialeah, y que ha conducido al arresto de un total de 45 personas, de acuerdo a lo manifestado por el jefe del Departamento de Policía de esa ciudad, Mark Overton.

“Todo este fraude era posible porque gente de las mismas aseguradoras estaban involucradas, por eso se siguió el caso y hoy capturamos a los tasadores”, indicó Overton el jueves, quien además calculó que el fraude en este caso es de unos 2 millones de dólares.

El Nuevo Herald indica en su página web, que Detectives del Buró Nacional del Delito contra Seguros (NICB), una Organización No Gubernamental financiada por las compañías aseguradoras, acudieron al taller High Performance ante las sospechas de fraude a las aseguradoras.

Dan con taller

Mientras, Univisión informa en su portal que según autoridades policiales de Hialeah, la averiguación comenzó cuando elementos de seguridad detuvieron al dueño de una tienda de autopartes, quien facturaba de manera constante trabajos a carros que presentaban fallas en sus bolsas de aire.

El dueño de la tienda confesó el fraude, y brindó información clave para encausar a los empleados de las aseguradoras e incluso, con una cámara oculta, grabó videos cuando le pagaba a Stella y a Kirkland para “inflar” los reembolsos del seguro, reporta en su sitio web El Nuevo Herald.

Uno de los casos fue el de un BMW que estuvo involucrado en un accidente de tránsito, y que de acuerdo con la inspección inicial sólo presentaba daños que ascendían a 3 mil 201 dólares, pero que luego de un soborno de 2 mil dólares, el tasador Román Hernández logró elevar los daños a 22 mil 149 dólares.

El caso Quiñónez

En el caso de Quiñónez, la Fiscalía detalló que el 7 de mayo de 2010, éste realizó un estimado suplementario de mil 656 dólares para reparar un Explorer modelo XLT, cuando la tasación original era de sólo $647.

EL NUEVO DIARIO quiso conocer la reacción del diputado Enrique Quiñónez, hermano de Eduardo del mismo apellido, pero a la primera llamada no contestó su celular, y a la segunda contestó un hombre que dijo que se encontraba en una
reunión.