•  |
  •  |
  • END

La dirigencia del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, mantiene un férreo ataque hacia la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, partido al que acusa de traidor y hacerle el lado al Gobierno, encabezado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

Si bien, los diputados de ALN ante la Asamblea Nacional han hecho causa común con sus colegas del FSLN en momentos claves para el gobierno, “las manchas” en el currículo político del PLC se prestan a la duda de cuál de los dos partidos liberales es el verdadero aliado del orteguismo.

La crisis en el Poder Judicial se pudo evitar desde la Asamblea Nacional con los votos del PLC, pero no fue así. Un acuerdo entre los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, Manuel Martínez Sevilla y Rafael Solís Cerda –ahora magistrado de facto--, impidió la aprobación de la “Ley de Conjueces”, cuyo dictamen quedó engavetado en las oficinas de la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos, presidida por el diputado liberal, José Bernard Pallais Arana.

De haberse aprobado esa ley, se habría evitado, según el diputado de la ALN, Carlos Salomón García Bonilla, la ilegal suplencia de los magistrados, cuyo período venció el pasado 12 de abril.

Ráfagas de grueso calibre o pobreza de debate

A los señalamientos de traidores que ha hecho en diversas ocasiones el primer vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro Moreira, contra los diputados de ALN, García Bonilla respondió: “Prefiero que me llamen traidor y no asesino como los diputados que andan promoviendo el aborto”.

Los diputados del PLC, José Pallais, María Dolores Alemán y Jamileth Bonilla presentaron en junio ante la Primera Secretaría una iniciativa de ley encaminada a restablecer el aborto terapéutico.

Cronología de los hechos

El 27 de marzo de 2007 los diputados del PLC y el FSLN eligieron y juramentaron a 16 conjueces, --8 por cada bancada--. Entre los conjueces destacan Jilma Herdocia Balladares, esposa del diputado José Pallais Arana, presidente de la Comisión de Justicia del Parlamento; y Patricia Delgado, esposa del jefe de bancada del FSLN, Edwin Castro Rivera.

El 27 de agosto del mismo año fue presentada la iniciativa de Ley de Conjueces de la Corte Suprema de Justicia por los diputados José Pallais Arana, (PLC): Augusto Valle Castellón, (BDN); Gabriel Rivera Zeledón, (PLC), actual magistrado de la CSJ; Wálmaro Gutiérrez Mercado, (FSLN) y María Lidia Mejía, (FSLN).

El 13 de septiembre la iniciativa es enviada a la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos para su consulta y dictamen. El 29 de enero de 2008, la comisión remite a la Primera Secretaría el dictamen de la ley, el cual fue firmado por José Pallais, (PLC); Gabriel Rivera, (PLC); Marcelino García, (FSLN); Maximino Rodríguez, (PLC); Noel Pereira Majano (PLC); Edwin Castro Rivera, (FSLN); Alejandro Ruiz Jirón, (ALN); Juan Enrique Sáenz (MRS), y Adolfo Martínez Cole, (BDN).

El 3 de abril de 2008, el primer secretario Wilfredo Navarro envía una carta a José Pallais en la que le comunica que en reunión de Junta Directiva de la Asamblea Nacional realizada el 6 de febrero, se acordó por unanimidad regresar a la Comisión de Justicia el dictamen de ley bajo el criterio de completar el proceso de consultas.

Castro pide retorno de dictamen

En esa época los miembros de la Junta Directiva, además de Navarro y Oscar Moncada del PLC; eran René Núñez Téllez y Alba Palacios, del FSLN; Luis Callejas Callejas y Javier Vallejo Fernández, de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN; y Juan Ramón Jiménez, independiente.

El diputado Edwin Castro Rivera fue quien pidió el regreso del dictamen a la comisión, pese a que él mismo lo había firmado anteriormente.

Con fecha 16 de abril de 2008, atendiendo invitación de la Comisión de Justicia, los magistrados de la CSJ, Sergio Cuarezma Terán, del PLC; Rafael Solís Cerda y Francisco Rosales Arguello, del FSLN, asisten a la Comisión de Justicia para ser consultados sobre la ley.

El siete de julio de 2010, el primer secretario, Wilfredo Navarro Moreira, a solicitud de la primera vocal de la CSJ, Alba Luz Ramos Vanegas, emite una certificación de la elección de los conjueces, la que fue recibida en el despacho de Ramos Vanegas el 8 de julio.

Cuarenta meses retenida

“¿Por qué se retuvo dicha certificación desde el 28 de marzo de 2007 que se eligieron los conjueces hasta el 7 de julio de 2010, es decir, 40 meses?”, se preguntó el diputado de ALN, Carlos García Bonilla.

Además, hasta el 20 de agosto de 2010, el presidente de la Comisión de Justicia, José Pallais Arana remite al primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, el dictamen de Ley de Conjueces, es decir, 28 meses después de haber completado las consultas.

“Si existiendo mayoría absoluta de siete miembros de la oposición, de un total de 11, de la Comisión de Justicia, ¿por qué el dictamen se retuvo tanto tiempo?”, se volvió a preguntar García.