•   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Las aspiraciones reeleccionistas del presidente Daniel Ortega, es lo que menos le conviene a Nicaragua, según dejó entrever en una entrevista a EL NUEVO DIARIO, el Vicario General de la Diócesis de Granada, Alfonso Alvarado.

El también párroco de Rivas ilustró la tendencia de Ortega al afirmar: “Toda agua que se estanca se pudre” e insistió a los nicaragüenses a abrir bien “sus ojos para que vean bien el que quiera ver la realidad y el que no que se engañe y se encomiende a Dios”, manifestó.

El padre Alvarado recalcó que la unidad entre los nicaragüenses, es lo único que salvaría al país, al señalar que si no hay unidad desaparecemos, “porque vivir en condiciones infrahumanas es como estar muerto en vida, al no haber acceso a servicios básicos como salud, una buena alimentación, educación porque este proceso no es sólo aprender a escribir y leer y por eso hay que abrir bien los ojos”.

Nicaragua está rezagada

A la vez dejó entrever la tragedia que le ha tocado vivir al pueblo nicaragüense por el actuar de sus gobernadores. “Nicaragua debería de ser la cabeza de Centroamérica y no la cola, por disponer de recursos naturales privilegiados y por gozar de mucho apoyo internacional, que deberían de tener a la nación en condiciones económicas favorables”.

Instó a la población a tener fe y a creer en la unidad, la que según sus palabras, “tiene un largo camino pero ineludible” y como ejemplo de la fe usó el pasaje bíblico del diminuto grano de mostaza, que pese a ser la más pequeña de todas las semillas, cuando germina y crece es la más grande de todas las hortalizas y llega a hacerse un árbol frondoso, de suerte que las aves del cielo vienen a anidar en sus ramas.