•  |
  •  |
  • END

El presidente nicaragüense del Parlamento Centroamericano, Jacinto Suárez Espinoza se despedirá de su cargo el próximo 28 de octubre, con la satisfacción de dejar concluido el Protocolo de Reformas al Tratado Constitutivo del Parlamento Centroamericano y otras instancias políticas.

Suárez relató ayer en su oficina ubicada en el Palacio de la Cultura en Managua, que cuando asumió el cargo hace un año, encontró un Parlamento “traumado y en escombros”, debido a que Panamá había anunciado su retiro y se negaba a rendir financiamiento. Por otra parte, Honduras se encontraba distanciada por el golpe de Estado y también no estaba financiando el organismo.

“Hacía falta reorganizar al Parlamento para poner en función este nuevo tratado”, dijo a la vez que explicó que su dirección hereda un nuevo reglamento, una relación estable con Honduras y al menos un reconocimiento de la deuda panameña, que está asumiendo su pago. En ese sentido, dijo que Panamá ha pagado un 40% de lo que debe al organismo de integración centroamericano.

Otros logros

Manifestó que durante su período trabajó por tener atribuciones y facultades reales, como desaforar a los diputados, establecer términos de tiempo para que los presidentes reciban y den respuesta a las solicitudes y órdenes, nombrar comisiones para mediar en los conflictos entre los países centroamericanos, entre otras facultades específicas que ahora están contenidas en el Tratado Constitutivo.

También, ahora el Parlacén tiene la función de participar en los consejos de ministros centroamericanos de Salud, Educación, Agricultura (y otros temas en común), con el objetivo de conocer y respaldar las ideas de integración en esas materias.

“Ticos anti-integracionistas”

Con relación a las críticas y señalamientos del Gobierno de Costa Rica, Suárez dijo que “los ticos critican todo” y que ellos quisieran que el Parlacén tuviera sede en San José y ser los presidentes. “Ellos tienen una crítica a todo lo que ellos no manejan y son anti-integracionistas por naturaleza, tiene una naturaleza en contra de todo lo que es integración”,
dijo Suárez.

Sobre Honduras dijo que actualmente la relación con ese país es “normal” y tienen “buena” correspondencia con el presidente hondureño, José Porfirio Lobo Sosa.

Jacinto Suárez será sucedido, por orden alfabético, por un presidente panameño. Anteriormente estuvo una presidenta hondureña.