•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

Las amenazas y presiones entre oficialistas y opositores van y vienen en el Parlamento nicaragüense, mientras el trabajo legislativo se “estancó”, pues la sesión plenaria prevista para hoy se suspendió por no alcanzar el mínimo de 47 diputados requeridos para ello.

Esta vez, el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez Téllez, -del oficialista, Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN-, ordenó disminuir el número de cupones de combustible que reciben diariamente los legisladores y aunque la medida es general, los opositores se quejaron que es sólo para ellos.

El diputado del Partido Liberal Constitucionalista, Maximino Rodríguez Martínez expresó que ayer le entregaron menos cupones de lo acostumbrado, sin embargo, la dirección administrativa del Parlamento –controlada por el FSLN-, le informó que la medida era a causa de “la emergencia por las lluvias”.

El legislador se mostró desconcertado, pues indicó que no sabía qué tenía que ver la emergencia de las lluvias con la reducción en la entrega de los cupones de combustible que requiere para su trabajo.  

Los diputados de las bancadas opositoras PLC, Democrática Nicaragüense, BDN; Movimiento Renovador Sandinista, MRS, y algunos independientes decidieron no asistir a las sesiones plenarias en tanto el titular del Legislativo no revierta la publicación de una nueva versión de la Constitución Política.

Los diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, -aliados ocasionales del oficialismo-, tampoco asistieron a la sesión de hoy, por lo que el Presidente del Parlamento podría integrar, de facto, a los legisladores  suplentes, según informaron algunos opositores.

En ocasiones anteriores, cuando la oposición se ha negado a asistir a las sesiones plenarias, el presidente del Poder Legislativo ha amenazado con tomar medidas administrativas contra quienes no cumplan con sus deberes laborales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus