•  |
  •  |
  • END

Un ciberlector de EL NUEVO DIARIO al comentar una noticia sobre los últimos acontecimientos en la Asamblea Nacional, escribió a manera de pregunta “estos opositores ¿son o se hacen?”. Los hechos han demostrado ambas cosas.

Analicemos. Mientras el tercer vicepresidente del Parlamento, Juan Ramón Jiménez, leía el martes la moción para votar la ratificación de la publicación en La Gaceta de la última versión de la Constitución Política, los diputados opositores pululaban por todo el hemiciclo de sesiones y, en lugar de “desconectarse”, empezaron a reclamar lejos de sus curules.

Cuando los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, encabezada por Eduardo Montealegre, quisieron retirar las tarjetas electrónicas, ya todo estaba consumado.

La pizarra
Algunos, como la diputada independiente, Mónica Salvadora Baltodano Marcenaro, culpan de la maniobra, no sólo al Frente Sandinista, sino también a los funcionarios que controlan el sistema electrónico de votación, que incluye el registro en la pizarra de asistencia.

Como Mónica Baltodano, Hugo Torres Jiménez (suplente de Víctor Hugo Tinoco), reclamó por lo que considera “una manipulación del sistema electrónico”. Ambos legisladores sugirieron, incluso, que debía sustituirse a todo el personal del área de control de audio y registro de votación de la Asamblea Nacional “por estar al servicio del Frente Sandinista”.

Ni modo
Augusto Valle Castellón, Pedro Joaquín Chamorro Barrios, Eduardo Gómez López, Elman Urbina Díaz, Wilber López Núñez, Luis Callejas Callejas y Javier Vallejo Fernández, todos de la BDN, coadyuvaron a “legalizar” la publicación pese a haber votado en contra de la ratificación. Todos señalaron que se vieron “obligados” a votar porque no se pudieron “desconectar” a tiempo.

Lo mismo ocurrió a los diputados del PLC, Francisco Sacasa Urcuyo y Miguel Meléndez Treminio, así como a los independientes Mónica Baltodano y Alejandro Bolaños Davis.

¿Argüello se rebela?
La diputada conservadora Miriam Argüello Morales, miembro de la Convergencia Nacional y aliada del Frente Sandinista, no votó en ningún sentido, es decir, no votó a favor, ni en contra, pero tampoco se abstuvo y, al estar presente –registrada electrónicamente-, su voto se suma a la mayoría.

En igual circunstancia quedaron los diputados del PLC, Freddy Torres Montes; el jefe de la Bancada Democrática, Adolfo Martínez Cole; a la miembro de esta misma bancada, María Eugenia Sequeira Balladares; al independiente Eliseo Núñez Hernández y al jefe de la bancada del MRS, Víctor Hugo Tinoco Fonseca. Tinoco Fonseca salió temprano ese día hacia Ginebra, Suiza y, en su lugar, quedó su suplente Hugo Torres Jiménez.

Por esta situación, pese a que en realidad sólo 41 diputados votaron a favor de ratificar la publicación de la Constitución Política, oficialmente quedó registrado que la votación a favor fue de 48. Sin embargo, este procedimiento adolece a que la Junta Directiva, al momento de la votación no contaba con el quórum legal de cuatro miembros.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus