•  |
  •  |
  • END

En 1995 el diputado Enrique Quiñónez sostuvo una reunión secreta con el ex jefe del Ejército de Nicaragua, Humberto Ortega. De ahí resultó con recursos para una campaña electoral, pese a que pasaba dificultades económicas. Así lo asegura Carlos Olivas, ex directivo del Partido Resistencia Nicaragüense, PRN para esa época, y según él, testigo de esa reunión.

Olivas asegura que a la reunión, que supuestamente fue hecha en el restaurante San Juan de la Selva, asistieron, Carlos Quiñónez y el encargado de relaciones internacionales, Juan Carlos Martínez Urbina. A Olivas lo sacaron del lugar.

Según Olivas, desde la reunión entre Quiñónez y Ortega, hubo recursos en el PRN, partido que corrió por su cuenta en las elecciones de 1996. Asegura que hubo dinero para gorras, camisetas y gastos publicitarios, razón por la cual cree que hubo financiamiento para dividir a los liberales en aquella ocasión.

“No sé que acordaron, a mí me sacaron, pero al día siguiente en casa de Carlos Quiñónez (hermano de Enrique) me regaló 100 dólares. Andaba dinero, porque fuimos a almorzar a un restaurante, también llegó Fernando Avellán”.

Quiñónez: “eso no tiene sentido”
Por su parte el legislador rechazó tal afirmación y aseguró que nunca se ha reunido con Ortega y que en todo caso no respondería a detalles a una información que él considera intrascendente.

“No, esas son boberías. El que anda apartado de Daniel (Humberto Ortega) no puede estar ayudando a Daniel, eso no tiene ningún sentido. Ningún sentido. Mejor preguntarle a Humberto que hable de esas boberías. No tiene cabeza, qué te voy a decir”, respondió Quiñónez.

BDN cree que ALN y Quiñónez estarán a prueba
Quince años después de aquella no revelada reunión, los diputados de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, consideran que el diputado Quiñónez y los miembros de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN estarán a prueba en los próximos meses hasta el fin de este año cuando se intente aprobar reformas a la Constitución para permitir la reelección presidencial de Daniel Ortega o la elección de los 25 funcionarios de poderes e instituciones del Estado.

El jefe de la BDN, Alejandro Martínez Cole, dijo que no quería calificar a Quiñónez, pero que las bases de su fuerza política le han comunicado que la ALN dispone en la actualidad de grandes recursos económicos, incluso con brigadas médicas, que según él, cuesta mucho dinero.

Mientras, el diputado Javier Vallejo considera que no se deben juzgar a las personas por su pasado sino por la actuación en el presente. Así según él, la ALN ha actuado distanciándose de las fuerzas opositoras, pero que en el futuro estarán a prueba sin son o no oposición al gobierno del presidente Daniel Ortega.

“Hay eventos más importantes hasta el final del año y van a demostrar si están al lado de la dictadura o de la democracia. Quiero ver si se pone a prueba en la propuesta de reforma Constitucional y las elecciones de funcionarios. Ahí sí voy a expresar mi opinión”, señala Vallejo.

Experiencia electoral en 1996
Enrique Quiñónez fue candidato a la presidencia por el PRN en 1996, cuando compitieron 24 partidos políticos. En esa ocasión los resultados fueron un fracaso y los ganó la Alianza Liberal cuyo candidato era el ex presidente Alemán y segundo quedó el entonces líder opositor Daniel Ortega. El ahora legislador obtuvo tan sólo 5 mil 932, sufragio que junto a los resultados de una decena de partidos, todos juntos no superaron el uno por ciento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus