•  |
  •  |
  • END

El diputado por el Partido Liberal Constitucionalista, Freddy Torres Montes, confirmó ayer a EL NUEVO DIARIO, su intención de renunciar a su condición de legislador, sin embargo, condicionó su disentimiento del cargo a la consecución por parte del Frente Sandinista de Liberación Nacional FSLN, de los 56 votos que necesita para nombrar a 25 funcionarios y reformar la Constitución Política para establecer la reelección presidencial continua.

“Estoy considerando seriamente renunciar a seguir cubriéndome de vergüenza, de ignominia y de situaciones indignas de la investidura de un diputado por el atropello y el manejo que hace el Frente Sandinista de las leyes y la Constitución”, señaló Torres por la vía telefónica.

Torres enfatizó que “tenemos que reaccionar algunos (diputados) y si la solución es que algunos tengamos que renunciar para llamar la atención de la ciudadanía, hay que hacerlo”.

El legislador se quejó de los ciudadanos nicaragüenses e, incluso, de los medios de comunicación, por criticar las actuaciones de los diputados opositores.

“Nos tiran a matar”
“El mayor problema es que lo hagamos como lo hagamos, la ciudadanía demócrata de Nicaragua, incluso los medios de comunicación, nos tiran a matar”, expresó Torres en alusión a los cuestionamientos en torno a la actuación de los diputados opositores en la Asamblea Nacional, pues no han hecho nada por revertir lo que ellos mismos llaman “ilegalidades” del Frente Sandinista.

“(Los medios de comunicación), todo lo llaman amarre, todo lo llaman vendidos…”, expresó Torres, quien aludió al hecho de que el martes pasado, pese a haber retirado su tarjeta electrónica para desconectarse y evitar una votación, le critiquen su tardía actuación.

Hacer cosas productivas
Para Torres, todo hombre debe “hacer cosas productivas” y, a su juicio, en este momento no se está haciendo nada productivo en el Parlamento, en alusión a las irregularidades cometidas por los legisladores del Frente Sandinista.

En su defensa, señaló que “la oposición logra contener al Frente Sandinista en la medida que tiene votos para hacerlo, pero sí hay una parte de los diputados que se han vendido al Frente Sandinista esa no es mi culpa, ni mi responsabilidad, sino de quienes votan a favor del Frente Sandinista”.

La compra de conciencias
Además de reiterar su decisión de renunciar al cargo –aunque aún lo está pensando-, Torres recordó que tanto en el PLC, como en las demás bancadas opositoras “existen diputados débiles” que podrían “venderse” al Frente Sandinista.

En este sentido, no descartó la posibilidad de que el oficialismo consiga los 4 votos que le hacen falta para lograr la reforma constitucional y el nombramiento de los 25 funcionarios públicos. No obstante, Torres garantizó que del PLC no saldrán más votos para el FSLN.

Siguen presiones
Mientras tanto, los diputados del FSLN amenazaron una vez más con aplicar sanciones administrativas a sus colegas del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN; del Movimiento Renovador Sandinista, MRS y de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, si continúan boicoteando con su inasistencia las sesiones plenarias.

Por tercer día consecutivo, la oposición no se presentó a la sesión y el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez Téllez, convocó nuevamente para intentar sesionar dentro de 15 días.