• |
  • |
  • END

El rearmado ofreció su respaldo a Fabio Gadea Mantilla, le propuso un Consejo Asesor y llamó al cardenal Obando a contribuir a detener los desmanes de Daniel Ortega para que en Nicaragua haya tranquilidad y paz.

Hace dos semanas, el presidente Ortega dijo que usted estaba vinculado al narcotráfico y a los militares golpistas de Honduras. ¿Qué responde?
El presidente que tenemos los nicaragüenses es un irresponsable, está muy mal asesorado, los oficiales del Ejército que para mí son irresponsables, lo tienen mal informado.

Yo me siento orgulloso porque por lo menos ellos saben y también el Presidente, que soy un líder en la montaña y que les estoy haciendo estorbo, que soy una basura en sus ojos. Como dicen ‘si los perros ladran es porque andamos cabalgando’.

Me siento orgulloso que me vincule con las Fuerzas Armadas hondureñas, aunque no tengo nada que ver con el narcotráfico. Ese ejército al que me vincula apoya la democracia, hace cumplir la ley y la cumple no como el mal llamado ejército que tenemos aquí, que son los llamados a respetar la Constitución, y hacen lo contrario, son los primeros en violarla junto al Presidente, desgraciadamente.

¿Usted tiene vínculos con el Ejército hondureño?

Es mala información la que le han dado al Presidente. Es negativo. Ahora, si él me vincula con la narcoactividad me está confundiendo con sus amigos de la FARC, en este caso, sus bróderes.

Me está confundiendo con Raúl Reyes y “El Mono Jojoy” que ya murieron; con el “Canciller” y otros. Conmigo se ha equivocado, yo nunca ocuparé un peso de la droga para comprar armas.

Ortega ha admitido que usted existe, ante el Ejército dijo que es un delincuente.
Me siento orgulloso de que él me mencione, que existo armado como rebelde por su prepotencia y necedad de apegarse al poder, porque quiere reelegirse y viola el Estado de Derecho y la Constitución.

Usted ha dicho que estará en la montaña mientras la situación política de Nicaragua se mantenga. Hay quienes dicen que la crisis se ha agudizado, ¿cómo la ve?
La situación política está peor en el país, el gobierno sigue violando la Constitución las veces que quiere. Por eso me voy a seguir manteniendo porque llegará el momento en que el pueblo reventará cuando no se aguante más la bota militar que nos viene aplastando a todo mundo.

Pareciera que Ortega sólo así va a dejar de violar la Constitución, con la rebelión del pueblo.

¿Cómo ha visto el comportamiento de la clase política en estas circunstancias?
Lamentablemente yo parto la naranja al centro. Yo no creo en políticos y por ellos estamos en esta situación. Llámese Arnoldo Alemán, Eduardo Montealegre, ALN, llámese quien sea, porque se pusieron a jugar con Daniel Ortega, un hombre que viene gobernando desde abajo y nadie más que el pueblo de Nicaragua, los más pobres son los que sufren las consecuencias.

Pero, ¿cómo ha visto el comportamiento de la clase política en esta crisis?
Yo no creo en los políticos, ellos son los culpables, aquí lo que hay es un gallopinto, por eso no creo ni hay a quién creerle. La verdad de las cosas, es que mientras Daniel Ortega se fortalece ellos viven como perros y gatos peleando y acusándose mutuamente. Como dice Fabio Gadea, ‘los políticos son sucios.

¿Usted respalda a Fabio Gadea?

Claro que sí, no me tiembla la quijada en respaldar a Fabio Gadea como el único candidato de la oposición. Cómo me gustaría tener de candidato a la Vicepresidencia a un Maximino Rodríguez, “Wilmer”. También hay otros candidatos buenos como Edmundo Jarquín, el doctor Mauricio Mendieta y Carlos Tünnermann.

Fabio Gadea necesita tener hombres de verdad a la par, estamos jugando con hombres mafiosos.

Pero usted es hombre de derecha, ¿por qué propone a dos personajes de centro-izquierda?
Hay que poner los pies en la tierra, el hecho que sean hombres de centro-izquierda no quita nada, aquí lo más importante es ganarle a Daniel Ortega. Estos hombres han demostrado gran capacidad.

¿Ha tenido algún enfrentamiento con el Ejército?

Nos hemos visto cerca, pero vamos a llegar a un momento de vida o muerte. Yo creo que sólo una rebelión nos puede salvar de estos atropellos de Daniel Ortega y sus cómplices, incluyendo al cardenal Miguel Obando, el único consentidor de los desmanes de Daniel Ortega. Yo llamo al Cardenal que ponga un grano de arena para que este señor dé paz y tranquilidad a los nicaragüenses.