•  |
  •  |
  • END

El diputado Enrique Sáenz, el ex comandante de la contrarrevolución de los años ochenta, Luis Fley, y tres miembros de la Red Nacional de Resistencia Ciudadana, RNRC, se presentaron ayer a la sede de la Organización de Estados Americanos, OEA, en Managua, donde pretendían dejar una copia del emplazamiento al Presidente Daniel Ortega, para que llegara a manos del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza.

Sin embargo, se encontraron con una casa vacía, sin funcionarios ni trabajadores, sólo estaba el señor celador, que trabaja para el dueño que le alquila la casa a la OEA.

El diputado Sáenz explicó que querían hacer llegar la carta hasta las manos de Insulza, como una forma de llamar la atención de los organismos internacionales, y para dejar constancia de que han agotado todas las vías legales en la lucha contra el gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

Quieren que OEA sea testigo

Sin embargo, Sáenz aclaró que con eso no estaban solicitando intervención alguna de la OEA en los asuntos del país. Según el diputado del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, desde hace diez días están solicitando una entrevista con un representante de la OEA, pero no han podido concertar un encuentro vía telefónica, así que optaron por llegar a la sede.

Dijo que lo que quieren es que la OEA sea testigo de que se ha querido dialogar con el Presidente para resolver los problemas de los nicaragüenses relacionados con la cedulación y para que se aseguren unas elecciones transparentes en 2011.