•  |
  •  |
  • END

Derrotados. Así se sienten los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, luego que ayer el legislador de ese partido y primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Oscar Moncada Reyes, admitiera que “ya no somos mayoría y hay que admitirlo”, en alusión a que la estrategia opositora en el Parlamento ha fracasado totalmente.

“Dejemos de mentirle al pueblo y admitamos que somos minoría”, continuó diciendo Moncada Reyes, al reconocer el último revés político, luego que en la reunión de Junta Directiva del Parlamento realizada ayer, los dos directivos del PLC no lograron incluir en la agenda de sesiones plenarias la ley que deroga el Decreto Ejecutivo 03-2010 y la revocación del artículo 201 de la Constitución Política. Ambas disposiciones prorrogan inconstitucionalmente el período de 25 funcionarios públicos.

Tampoco los diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Carlos Salomón García Bonilla y Alejandro del Carmen Ruiz Jirón –segundo vicepresidente y tercer secretario, respectivamente-, presentaron ninguna propuesta para incluir ambos temas en la agenda legislativa de los últimos tres meses del año.

¿La hora de la rebelión?

En una especie de sentimiento de impotencia, Moncada se preguntó si ante el control que ejerce el Frente Sandinista y el Presidente Daniel Ortega sobre todos los poderes del Estado, “¿no habrá llegado la hora de la rebelión?”. Sin embargo, cuando EL NUEVO DIARIO le preguntó si el PLC estaría dispuesto a liderar esa rebelión, contestó de forma evasiva.

“No queremos una manifestación pública de dos mil o cinco mil personas, necesitamos una gran marcha de por lo menos 50 mil personas”, dijo Moncada.

ALN se lava las manos

El diputado de ALN y tercer secretario del Parlamento, Alejandro del Carmen Ruiz Jirón, responsabilizó a los dos miembros de la Junta Directiva que pertenecen al PLC por el fracaso en la reunión de ayer, pero se mostró evasivo al preguntarle en reiteradas ocasiones, por qué él y Carlos García Bonilla no propusieron incluir la derogación del decretazo y la revocación del artículo 201 de la Constitución en la agenda legislativa.

El legislador del PLC, Oscar Moncada Reyes dijo que justo en el momento que él presentó la propuesta verbal para discutir los temas de la derogación del decretazo y la revocación del gacetazo, el presidente del Parlamento, Santos René Núñez Téllez dio por terminada la sesión de trabajo y el jefe de bancada del Frente Sandinista, Edwin Ramón Castro Rivera hizo señas a Alejandro Ruiz Jirón de que se retirarán de la sala de reuniones.

Los papeles de ALN

El otro directivo de ALN, Carlos García Bonilla se quedó sentado y se comprometió con sus colegas del PLC, que el próximo lunes harían otro intento por “rescatar” ambos temas.

No obstante, para el jefe de bancada del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Víctor Hugo Tinoco Fonseca, la estrategia de ALN es jugar “al diputado malo y al diputado bueno”, en alusión al retiro de Ruiz Jirón y la permanencia de García Bonilla. “Esta vez le tocó hacer de malo a Alejandro Ruiz”, dijo Tinoco.

Ninguno de los diputados opositores miembros de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional se atrevió a amenazar con evitar el quórum en las próximas sesiones, previo al cierre de la legislatura que, conforme con la Ley Orgánica del Poder Legislativo es el 15 de diciembre.

Por su parte, la segunda secretaria del Parlamento, la sandinista Alba Palacios Benavides informó que la agenda legislativa es de carácter económico e incluye, por supuesto, la aprobación del Presupuesto General de la República para el próximo año, cuya iniciativa debe llegar hoy a la Asamblea Nacional; además se aprobará la Ley de Contrataciones del Sector Público, y la Ley de Factoraje, entre otras.

Vallejos dice que todavía hay oportunidad

El diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Javier Vallejos consideró que la oposición tiene oportunidad de presionar por la derogación del “decretazo” y la publicación del artículo 201 en La Gaceta, en la reunión de Junta Directiva del próximo lunes.

Según él, quizá sea la única ocasión para presionar en lo que resta del año, pues se espera que luego de la entrega hoy del proyecto de Presupuesto General de la República, PGR, haya una nueva reunión de Junta Directiva para poner su aprobación en la orden del día.

Vallejos asegura que los cuatro directivos al ser mayoría pueden ejercer presión. Pues si se levantaran los dos directivos sandinistas y su aliado, el diputado Juan Ramón Jiménez bien pudiesen sostener la sesión.

Con la colaboración de Ramón H. Potosme.