•  |
  •  |
  • END

El misionero católico Alberto Boschi recurrió ayer a la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia como su último paso posible, a nivel nacional, para recuperar la nacionalidad nicaragüense, de la cual fue despojado el pasado 23 de junio en el aeropuerto Augusto C. Sandino, cuando arribó al país procedente de su natal Italia.

El abogado de Boschi, Alberto Novoa, explicó que en el Recurso le piden a la CSJ que mantenga la nacionalidad nicaragüense que el misionero obtuvo, pues el Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, se negó a resolver sobre la misma solicitud.

En el Recurso de Amparo que introdujeron al TAM el pasado 10 de septiembre, el representante legal de Boschi pidió que se rechazara la decisión del Presidente Daniel Ortega de no restituirle la nacionalidad a su cliente, sin embargo, dicha instancia no lo hizo argumentando que era un asunto “de fondo”.

Última instancia

“El TAM perfectamente pudo haber mandado a suspender el acto pero no lo hizo”, protestó ayer Novoa, quien dijo que han agotado todas las vías legales y administrativas y que la CSJ es la última instancia en Nicaragua a la cual pueden recurrir.

“Seguimos agotando las vías hasta que haya una resolución del Tribunal Superior de Nicaragua; ya hemos agotado la vía del Ministro, del Presidente, la vía de apelaciones, ahora venimos a la Corte Suprema de Justicia”, señaló.

El abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, Norwing Solano, afirmó que dicho organismo está elaborando un estudio sobre el caso de Boschi, para enviarlo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, aunque no adelantó si eso será antes o después de que haya un fallo de la CSJ.