Matilde Córdoba
  • |
  • |
  • END

El Gobierno inició ayer la limpieza en 33 kilómetros del Río San Juan para lograr una mejor navegación. El día fue calificado como “histórico” por el presidente Daniel Ortega, pues considera que este es parte del proceso de “recuperación del río y significará desarrollo para toda la zona”.

Durante una comparecencia televisada, el presidente Daniel Ortega anunció el inicio del dragado en el San Juan e hizo un enlace satelital con Edén Pastora, su delegado en el departamento Río San Juan.

“En esta fecha se inicia la recuperación de nuestro Río San Juan y esto va a significar el desarrollo para toda la zona y que logremos equiparar el desarrollo del lado nicaragüense con el de Costa Rica”, insistió Ortega.

Con los pelos parados

Pastora, vestido con camiseta azul, gorra con la visera al revés, acompañado del presidente ejecutivo de la Empresa Portuaria Nacional, Virgilio Silva y de otros funcionarios, antes de bajar la palanca para el inicio del dragado, aseguró que tenía “los pelos parados de la emoción”.

En anteriores declaraciones aseguró que el dragado puede durar aproximadamente dos años y que su costo estimado es de dos millones de dólares.

Científico ruso en El Viejo

Ayer Ortega dijo que la draga fue construida por un científico ruso que “Edén descubrió en El Viejo”. “Comandante –expresó Pastora durante el enlace satelital- este el único caso en América Latina de una draga con estas características hecha por obreros de El Viejo”.

Según Ortega, la draga empezó a funcionar este mes en homenaje a los “héroes de octubre”. “¡Cuánta historia, cuánto heroísmo, cuántas ambiciones derrotadas también en ese Río San Juan, cuántos expansionismos derrotados en ese Río San Juan! ¡Cuántas veces intentaron los expansionistas, los imperialistas, apoderarse del Río San Juan!”, exclamó el mandatario.

Nicaragua reaccionó a declaración tica

En julio de este año el vicecanciller tico, Carlos Roverssi, exigió a Nicaragua “detener inmediatamente” el plan para dragar el Río San Juan. Tal postura molestó al presidente Daniel Ortega, quien alegó que Nicaragua tiene soberanía para realizar dicha labor de limpieza en el río. “Es absurdo que nos digan que ahora tenemos que pedirles permiso” para efectuar el dragado, expresó entonces.

Roverssi, quien en ese momento fungía como ministro interino, recordó en ese entonces a Nicaragua que realizar dragados sin los estudios de impacto necesarios “constituía una violación a las obligaciones internacionales”. El reclamo lo hizo mediante una nota dirigida al canciller nicaragüense, Samuel Santos.

El año pasado la Corte Internacional de Justicia, CIJ, de La Haya ratificó la plena soberanía de Nicaragua sobre el río, sin embargo reconoció los derechos de navegación a Costa Rica sobre parte del caudal hasta la desembocadura, con el debido permiso nicaragüense y únicamente con fines comerciales.