•  |
  •  |
  • END

La vocera de la Coordinadora Civil, CC, Luisa Molina Argüello, manifestó que la intención de entregar más dinero -que el reglamentado en el presupuesto- al Consejo Supremo Electoral, CSE, es la manera que tiene el partido de gobierno de “comprar favores” a los miembros de ese poder del Estado, porque “ya se sabe que son funcionarios que cometieron un fraude electoral a favor del oficialismos”.

La opinión de Molina es a propósito de la revelación que hizo el lunes el diputado Wilfredo Navarro, sobre los 37 millones adicionales que asignó el Ejecutivo al CSE, para que cancele un préstamo bancario el cual no se explica en concepto de qué se realizó, tampoco se detalla la entidad financiera que hizo el préstamo y qué destino tuvo el dinero.

No se puede asignar dinero a una institución con magistrados de facto. Sin embargo, Molina de ante mano considera que estos magistrados que actúan de facto en el Poder Electoral, no se les debería estar asignando recursos, sabiendo que son cuestionados por el fraude electoral que se cometió el nueve de noviembre de 2008.

“No aceptamos, de ninguna manera, que se le asigne presupuesto a un organismo que está administrando de hecho y no de derecho, porque no ha sido electo”, dijo Molina en referencia a todos lo magistrados del CSE que se les venció el período de sus cargos a mediados del años, y ahora se encuentran amparados en un ilegal decreto presidencial - según los expertos-, y en un artículo constitucional que fue emitido de manera transitoria en 1987. En ese sentido, Molina reiteró que no se puede pensar en elecciones mientras no se elijan nuevos funcionarios en dicho poder del Estado.

Gobierno capitalista

Molina, que es de profesión socióloga y tiene 15 años de trabajar con la sociedad civil, considera que la raíz de lo que pasa en Nicaragua está fundamentado en la cultura política que obedece a sus intereses personales y partidarios, y no al bien común, menos al de una Nación. Explica que la clase política, empresarial e ideológica sólo les interesa mantenerse en el poder o cerca de él, y se olvidan de los ciudadanos en general.

“Se suponía que el Frente Sandinista era un partido de izquierda, revolucionario, con enfoque social. Hoy lo que les interesa es mantener el capital y el estatus, por eso los principales aliados del gobierno son el capital nacional y los bancos internacionales, que son los que le proporcionan el dinero y le dan la garantía”, dijo Molina al agregar que entre quienes tienen dinero no existen diferencias ideológicas ni políticas, “lo único que existe es cómo mantener el poder”.

Molina manifestó que mientras los nicaragüenses no se sientan sujetos de derecho y se sigan dejando tratar como masas, los políticos se van aprovechar de esa realidad.

Partidos políticos se han prostituido

Por otra parte, la vocera de la CC considera que el trabajo de los partidos políticos se ha prostituido, porque sus miembros son tránsfugas que cambian con facilidad de partidos. “Los partidos políticos perdieron el rumbo de su papel que era ser un contra peso en la sociedad, el punto de equilibrio que necesita todo país”.

Con el objetivo de hacer conciencia en la sociedad sobre sus derechos, la Coordinadora Civil está promoviendo una jornada llamada “Navidad en Justicia y Libertad”, como un esfuerzo “permanente” de movilización y demanda de los derechos civiles, y en contra de una clase política corrupta.