Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Diputados de diversos signos ideológicos respaldaron la decisión del gobierno del presidente Daniel Ortega, de dragar el nicaragüense río San Juan y rechazaron, de antemano, cualquier reclamo que pudiesen hacer las autoridades de Costa Rica.

El diputado liberal por el departamento de Río San Juan, Carlos Olivas Montiel, apoyó las labores iniciadas por el gobierno para “rescatar el caudal del afluente” considerando que en algunos trechos del río se hace casi imposible la navegación debido al sedimento acumulado en el lecho.

El legislador de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, y presidente de la Comisión de Medioambiente y Recursos Naturales de la Asamblea Nacional, Francisco Jarquín Urbina, también reconoció la necesidad de dragar (limpiar) el San Juan para recuperar su caudal y facilitar nuevamente la navegación.

“Un pelo en la sopa”

Mientras tanto, el diputado independiente Salvador Talavera Alaniz, respaldó el derecho soberano de Nicaragua a realizar esas labores en el río San Juan, sin embargo, cuestionó la transparencia con que se manejó la contratación de la draga e, incluso, pidió al gobierno del presidente Ortega presentar la documentación que comprueban la licitación que se hizo.

Talavera también cuestionó el “show publicitario” que hizo el gobierno, incluso, contratando la transmisión vía satélite, del comienzo del dragado. Para Talavera tampoco quedó claro el impacto ambiental que tendrá el dragado sobre el ecosistema de la zona.

Por otra parte, los tres legisladores coincidieron en señalar que cualquier reclamo del gobierno de Costa Rica no tendría ninguna razón de ser, considerando que Costa Rica ya realizó una labor similar en el río Delta “mediante la cual le robaron parte del caudal al río San Juan”.