Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Después de haberse aprobado una cuestionada Ley de Contrataciones Administrativas del Sector Público, las contradicciones legislativas salen a luz pública, pues, pese a que algunos diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, criticaron la legislación, terminaron votando a favor de ella y otros optaron por abstenerse.

El ejemplo más claro de esas contradicciones es la del legislador del PLC, Freddy Torres Montes, uno de los dos vicepresidentes de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, firmó el dictamen favorable, pero votó en contra de la ley en lo general y, en lo particular, se retiró del hemiciclo de sesiones junto con sus demás colegas.

Oscar Moncada Reyes, diputado del PLC y miembro de la Comisión Económica fue el único que firmó el dictamen y votó a favor de la ley, en lo general, pero en la discusión y aprobación en lo particular, también se retiró. Mientras que el legislador Francisco Aguirre Sacasa, firmó el dictamen, pero no votó, pues no asistió a la sesión del martes porque estaba fuera del país.

El diputado del PLC, Wilfredo Navarro Moreira, también miembro de la Comisión Económica, no firmó el dictamen y votó en contra de la ley.

Los restantes de diputados del PLC, al parecer no quisieron “quemarse” y decidieron simplemente abstenerse de votar, lo que obviamente no perjudicó el respaldo de 58 legisladores.

BDN hace lo suyo

Mientras tanto, los diputados de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, cuestionaron la ley en sus discursos públicos, pero votaron a favor de ella. Eduardo Montealegre fustigó la legislación por considerar que contravienen el principio de transparencia y abre las puertas a la corrupción.

Sin embargo, algunos de los compañeros de bancada de Montealegre votaron a favor de la Ley, entre ellos, el jefe de la bancada, Adolfo Martínez Cole, Pedro Joaquín Chamorro Barrios, Norman Zavala Lugo, Javier Vallejo Fernández y Augusto Valle Castellón.

Como ha sido su costumbre en leyes de importancia, Eduardo Montealegre dio su discurso cuestionando la legislación y luego se desconectó y se retiró de la sesión.

ALN y su papel

En el caso de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, el único que se abstuvo de votar fue Carlos Salomón García Bonilla, pero los otros seis miembros de esta bancada respaldaron la ley con su voto.

Otros más discretos se quedaron presentes, pero al no votar en contra ni abstenerse, sus votos se suman a la mayoría. En este caso quedó la diputada conservadora de la Convergencia Nacional y aliada del FSLN, Miriam Auxiliadora Argüello Morales; y los independientes Salvador Talavera Alaniz, Eliseo Núñez Hernández y José Alfredo Gómez Urcuyo.

Otra de las contradicciones llamativas la del diputado de la Convergencia Nacional y aliado del FSLN, Agustín Jarquín Anaya, quien se abstuvo de votar en lo general, pero presentó algunas mociones en lo particular.