Leonor Alvarez
  •  |
  •  |
  • END

La Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, declaró inaplicable la Ley 78 que proclama la salida de Panamá del Parlamento Centroamericano, Parlacén, e igualmente declaró inaplicable la sentencia del Estado de Panamá, que ordena cancelar las credenciales de los diputados al Parlacén, Gilberto Manuel Sucari y Pablo Javier Pérez Campos.

El secretario general de la CCJ, doctor Orlando Guerrero Mayorga, explicó ayer en conferencia de prensa, que con base en una serie de tratados, estatutos, convenciones, etcétera, la CCJ resolvió que “el Estado de Panamá está sometido a la jurisdicción y competencia de la CCJ”, y que “no puede denunciar ni retirarse unilateralmente del Tratado Constitutivo del Parlacén”.

En ese sentido, el tribunal regional declaró inaplicable la Ley 78 que emitió el Congreso de Panamá, el 11 de diciembre de 2009, con la cual proclamó su salida del Parlacén. Esta ley panameña fue emitida con el objetivo de derogar las leyes que aprueban los instrumentos internacionales relativos al Parlacén.

La sentencia leída por el doctor Gerrero ordena “que el Estado de Panamá cumpla con sus obligaciones comunitarias, derivadas del artículo 19 del Tratado Constitutivo del Parlacén y otras instancias políticas, entregándole el pago de las cuotas retrasadas y garantizando el pago de las cuotas futuras”.

El presidente de la CCJ, Alejandro Gómez Vides, dijo que si Panamá no acepta o cumple la sentencia “no cambia nada”, sin embargo, como una cortesía se les trata de notificar directamente hasta su país, como un litigante “rebelde” que es considerado Panamá. La sentencia fue firmada por los seis magistrados del tribunal regional con sede permanente en Managua.