•  |
  •  |
  • END

La posibilidad de que el general en retiro, Moisés Omar Halleslevens Acevedo, asuma una magistratura y la presidencia del Consejo Supremo Electoral, CSE, repercutirá en que la elección de 25 funcionarios públicos se posponga hasta el próximo año, habida cuenta que el ex jefe de inteligencia y del Ejército de Nicaragua, necesita estar fuera de las Fuerzas Armadas oficialmente un año antes para asumir un cargo público conforme con el artículo 171 de la Constitución Política.

Pero el magistrado de facto en la Corte Suprema de Justicia, CSJ, Rafael Solís aseguró, en su acostumbrado “lobby”, que nadie ha planteado esa posibilidad porque, precisamente estaría inhibido al requerir de un año para poder optar a un cargo público.

Además, Solís señaló que “como persona (Halleslevens) era excelente y dirigió muy bien el Ejército”.

PLC se hace el que no sabe

Por su parte, el jefe de bancada del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Ramón González Miranda, declinó emitir opinión en torno a la figura de Halleslevens, primero porque, según dijo, nadie lo ha propuesto oficialmente como candidato; y, segundo, porque está inhibido constitucionalmente de asumir un cargo público, al menos este año.

Según González, es una orientación de la dirigencia del partido no hablar de personas que no son candidatos. Pese a ello, González dijo tener una opinión favorable de Halleslevens, pero como persona y como ex jefe del Ejército, cuyo cargo, agregó, desempeñó muy bien.

Van por cuatro, pero…

En tanto, el diputado del PLC, José Bernard Pallais Arana, aseguró ayer en conferencia de prensa que su partido aspira a ocupar cuatro de las siete magistraturas propietarias del Consejo Supremo Electoral, CSE, pero aclaró que “si no queda otro camino” asumirían solamente tres de los cargos.

Además, se mostró anuente a una “negociación, acuerdo o pacto”, para elegir a los 25 funcionarios, incluyendo a los magistrados del Poder Electoral que proponga el Frente Sandinista. No obstante, Pallais se mostró un poco ambiguo, pues no especificó si aceptarían la reelección de Roberto Rivas Reyes, en caso que el FSLN lo proponga. Según conoció EL NUEVO DIARIO, el FSLN habría conminado al PLC a aceptar al ex alto jefe militar como supuesto fiel de la balanza o perdí de sus filas a los cuatro o cinco diputados que le hacen falta para completar los 56 votos en la Asamblea Nacional.

Por otra parte, Pallais dijo que, de no llegar a ningún acuerdo, el PLC acataría la convocatoria que harían los magistrados de facto del CSE para elecciones nacionales el próximo año, sin embargo, dijo que sería la última opción antes de legitimar a los funcionarios que se mantienen en sus cargos amparados en el inconstitucional decreto ejecutivo 03-2010.

Solís satisfecho

El magistrado de la CSJ, Rafael Solís calificó como “buena decisión”, el hecho de que el PLC haya abandonado el acuerdo conocido como Metrocentro II “porque el Gobierno sigue respaldando a Roberto Rivas y eso de vetar a todos los magistrados fue una infantilada”.

“Eso es una buena decisión, es un cambio positivo, ojalá las demás bancadas se sumen a esa posición y que se olviden de Metrocentro II, que no sirvió más que para atrasar estos nombramientos, porque se erigieron como grandes jueces de este país y comenzaron a vetar a todo mundo”, dijo Solís.

Agregó que “si el PLC toma esa posición puede haber negociación antes del 15 de diciembre que es cuando la Asamblea Nacional clausura actividades”.

“Ese veto que pusieron de manera infantil y poco pragmática al CSE nos hizo llegar a esta situación”, recalcó Solís.

Pero los diputados del PLC José Pallais y Ramón González, de forma contradictoria, dijeron que el partido ha decidido retomar la parte de los acuerdos de Metrocentro II que se refiere a la no reelección de ninguno de los siete magistrados propietarios y tres suplementes del Consejo Supremo Electoral.

Negociación paralela

Mientras en la Asamblea Nacional se lleva una negociación como lo admitió ayer su presidente René Núñez Téllez, en la Corte Suprema de Justicia también se libra otra en que el último elemento es la propuesta del magistrado Sergio Cuarezma de volver las cosas atrás, elegir la presidencia y vicepresidencia de ese poder del Estado a cambio de su integración inmediata.

Según nuestras fuentes, el FSLN estaría dispuesto a aceptar la propuesta, sin embargo habría que esperar hasta febrero de 2011, para elegir los 25 cargos pendientes, tomando en cuenta la espera a que Halleslevens quede en libertad de optar al cargo.

Las expectativas de esas negociaciones están centradas en que el FSLN por fin ceda en mandar al ex magistrado Roberto Rivas como suplente. Requisito indispensable para mantener su inmunidad y el reintegro de Cuarezma a cambio de elegir las nuevas autoridades de la Corte y sus respectivas salas.

En busca de un culpable

Los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, José Bernard Pallais Arana y Ramón González Miranda, culparon al diputado Eduardo Montealegre Rivas y al candidato presidencial del Movimiento “Vamos con Eduardo”, Fabio Gadea Mantilla, de haber roto el compromiso conocido como Metrocentro II.

Los legisladores mostraron dos videos, en uno de los cuales aparece el diputado Eduardo Montealegre llamando al Frente Sandinista a elegir a los 25 funcionarios, incluyendo a Roberto Rivas Reyes.

En el otro video en declaraciones a un medio de comunicación, el empresario radial Fabio Gadea Mantilla aparece diciendo que participaría en las elecciones nacionales del próximo año con el Consejo Supremo Electoral cuyos magistrados se mantienen en sus cargos amparados en el decretazo. “No hay otro palo en que ahorcarse”, dice Gadea Mantilla en alusión a los magistrados electorales.

Para los diputados del PLC, José Pallais y Ramón González, ese tipo de posiciones no son aceptables y reiteraron su llamado a Montealegre y Gadea Mantilla para unirse y elegir juntos a “magistrados que garanticen la transparencia del proceso electoral del próximo año”.