•  |
  •  |
  • END

Los miembros del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, se reunieron ayer con cinco diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, para evacuar dudas sobre la recién aprobada Ley de Contrataciones Administrativas del Sector Público, solicitarles el respaldo para la aprobación de otro paquete de leyes económicas y donde también se advirtió sobre el riesgo de querer regular la tasa de interés en la Ley de Tarjetas de Crédito.

Sobre la Ley Contrataciones, el presidente del Cosep, José Adán Aguerri expresó que están trabajando en un reglamento que tiene que ser concensuado con el sector privado, el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, las pequeñas y medianas empresas, Pymes, y la Dirección de Contrataciones del Estado, para asegurar que los logros de competencia, transparencia y publicidad se mantendrán reglamentados.

También solicitó el respaldo de los ALN para una serie de leyes que estarán siendo presentadas la próxima semana en la Asamblea Nacional, para que sean aprobadas antes del próximo año.

Otras leyes

Aguerri manifestó que una de esas leyes es la de Factura Cambiaría que servirá “de manera muy importante” para dinamizar al sector de las Pymes.

“Le va dar un título valor a la factura de crédito, para que al obtener este mérito ejecutivo la factura de crédito, las Pymes podrán ir a estas empresas donde se descuentan estas facturas y obtener capital de manera más veloz y ágil”, explicó Aguerrí sobre la Ley de Factura Cambiaría, explicando que esta ley ya fue aprobada y sólo falta que sea ratificada en lo particular. La próxima semana, el Cosep presentará 10 mociones para dicha ley, agregó Aguirre.

Otras leyes de interés para el Cosep son la de Factoraje, de Microfinanzas y el proyecto de ley de tarjetas de créditos.

Advertencia sobre proyecto de tarjetas de crédito

Sobre estos últimos temas, Aguerri señaló que no quieren que se cometa el error de que la Asamblea Nacional legisle sobre el mercado, lo cual considera “ha significado un costo importante para el sector productivo y comercial de este país, al perder 55 millones de dólares que no se están reinyectando a nuestro país”.

“Queremos que esa situación quede finalmente reglamentada en una nueva ley que supervise la operatividad de las microfinancieras, y evitar que vuelva a darse ese riesgo”, expresó Aguerri.