•  |
  •  |
  • END

El presidente del Parlamento de Nicaragua, el sandinista René Núñez, convocó hoy a una sesión extraordinaria el próximo miércoles en el departamento de Río San Juan, fronteriza con Costa Rica, para respaldar al gobierno de Daniel Ortega en el litigio fronterizo con San José.

El titular del Congreso citó a los diputados después de una reunión de la junta directiva del Parlamento, en la que acordaron celebrar esa reunión extraordinaria el próximo día 10 para ratificar su apoyo a las acciones emprendidas por el Ejecutivo nicaragüense en la disputa con Costa Rica.

Núñez hizo el anuncio ante el pleno después de conocerse en Washington que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, viajará inmediatamente a Costa Rica y a Nicaragua para mediar en el conflicto limítrofe que enfrenta a ambos países, ante la falta de un acuerdo de resolución entre las partes. El titular de la OEA se reunirá con el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y con la gobernante costarricense, Laura Chinchilla.

En lo agudo del conflicto

La reacción del Parlamento se origina en medio del conflicto entre Nicaragua y Costa Rica, por la isla Calero en la desembocadura del Río San Juan que los ticos reclaman como suya, mientras Nicaragua argumenta que está dentro de su territorio, según lo establece el tratado Cañas Jerez, el Laudo Cleveland, el árbitro Alexander y la sentencia de la CIJ. Costa Rica sometió el tema a discusión en la Organización de Estados Americanos, OEA y Nicaragua interpondrá denuncia ante la CIJ para que se establezcan claramente los límites mediante mojones.

En la declaración respaldan las acciones del Ejército de Nicaragua, por la defensa de la soberanía y la integridad territorial, así como la lucha en contra del narcotráfico en el área, que según los legisladores, se ha convertido en una epidemia.

El eufemismo de los militares ticos
En ese sentido, el diputado Wilfredo Navarro señaló que estas acciones deben continuar, pues los narcotraficantes entran por Costa Rica donde hay una vigilancia muy débil. A su vez criticó el discurso de las autoridades costarricenses que argumentan que no tienen ejército, pues según él, salen vestidos de policías y llegan a la zona del río con ropa de militares y con rifles “en el que el más chiquito es un M-60”.

Por su parte, los diputados de todas las bancadas coincidieron en que la OEA no es el sitio para debatir los límites territoriales, por ello respaldaron la decisión del gobierno que el tema sea dilucidado en la CIJ.

El jefe de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Adolfo Martínez Cole, señaló que el tema del río y la soberanía de Nicaragua, elimina las diferencias entre los diferentes partidos e inició el llamado a hacerse presente en la zona.

Generar un discurso único

El jefe de la Bancada Movimiento Renovador Sandinista, Víctor Hugo Tinoco, aseguró que por ser un tema de interés nacional está por encima de los intereses partidarios. Por ello llamó a que luego de la declaratoria, la Cancillería intensifique su comunicación con la Comisión de Asuntos exteriores para generar un único discurso.

A petición del diputado Javier Vallejo, los jefes de todas las bancadas consensuaron una moción para convocar a una sesión en la zona del Río San Juan lo más pronto posible. Previo a la votación que contó con el respaldo de la totalidad de los legisladores presentes, el presidente del Parlamento René Núñez Téllez advirtió que el compromiso debe ser serio, pues en ocasiones anteriores no han asistido a las sesiones solemnes fuera del edificio parlamentario.

Así “llamo a los jefes de bancada a llevar a los diputados hasta la zona aunque sea amarrados”, señaló Núñez.