•  |
  •  |
  • END

El asesor económico del presidente Daniel Ortega, uno de los comandantes de la Revolución Sandinista en los años 80, ex redactor del diario La Prensa en los años setenta, Bayardo Arce Castaño, asegura hoy día que está “desligado” de la vida política y hasta “desvinculado” de la parte interna organizativa del Frente Sandinista, actualmente en el poder.

Conocido como “Chepe León” en la guerrilla, jura que la rebelión de agosto de 1978 en Matagalpa, conocida como “La guerra de los niños” no fue un suceso espontáneo, y él fue uno de los que estuvo en el puesto de mando de esa rebelión. Fue el primer presidente del Consejo de Estado de Nicaragua, pos revolución.

Cómo se retiró

Recuerda, “cuando estábamos en las elecciones pasadas, que estaba seguro que íbamos a ganar, como todo mundo me ubiqué en el número 10 para no salir de diputado y tuve que inventarme un mecanismo político para estar allí: decía que yo era el punto de inflexión, si yo salía como diputado significaba que ganábamos con más del 50% de los votos, cosa que sabíamos era compleja (?)”, recordó.

Arce rememoró que planteó sus intensiones personales a los “compañeros” del Frente Sandinista, incluyendo al presidente Ortega.

Así es que “estoy desligado de lo político. La política se centra en la Asamblea Nacional y al no estar yo allí, ni manejo en detalle los intercambios, acuerdos o desacuerdos, ni puedo meterme en ellos porque mi vinculación con los dirigentes políticos (del país) es ocasional, cuando me los encuentro en alguna actividad platicamos de generalidades, nada más”, recalcó.

“Fuera” del partido

“Allí--agregó-- tenemos una dirección de organización, está el compañero Lenin Cerna, y hay una coordinación de los Gabinetes del Poder Ciudadano que está a cargo de la compañera Rosario Murillo; yo no participo en ninguna de estas cosas”.

El funcionario añadió, que su participación en el Frente Sandinista se reduce a las reuniones del Congreso del partido. “Y el Congreso se reúne cada dos o tres años, para escoger candidatos, por ejemplo… así es que mi campo está en lo económico”, destacó.

“El aporte que yo doy al Frente Sandinista y a su Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional--insistió-- es trabajar por la buenandanza de la economía y contribuir con los cuadros del Gabinete Económico, de Energía y de otras áreas que tienen que ver con la economía, para que las cosas marchen bien por el bienestar del país”.