•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • END

Nicaragua puede volver a optar a la ayuda proveniente de la Cuenta Reto del Milenio (CRM), afirmó esta mañana el embajador de Estados Unidos en el país, Robert Callahan.

El diplomático destacó que esta oportunidad se debe a los avances que la nación ha mostrado en función de su política social, sostenimiento de la economía y gobernabilidad, aspectos establecidos en los 17 indicadores con los que Nicaragua debía cumplir para ser elegible. De acuerdo a los informes recién recibidos, Nicaragua obtuvo "buenas notas", con lo cual puede volver a aplicar a esta cooperación, señaló Callahan.

Callahan explicó que ahora corresponde al gobierno de Ortega decidir si solicita o no "su participación en el programa". El diplomático indicó que el proceso de solicitud y evaluación es "largo y depende del gobierno mismo", por lo que puso a disposición de Managua la legación estadounidense "para procesar la solicitud".

El embajador aclaró que, de momento, Nicaragua no ha presentado ninguna solicitud, aunque espera que sí se haga, "porque realmente el programa ha tenido mucho éxito por aquí", según lo observado en sus 30 años de vida diplomática.

El diplomático brindó estas declaraciones durante un encuentro en un hotel capitalino con los beneficiados del programa, que inició en 2005 y finalizó este año. El anuncio ocurre dos semanas después de que el secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para Latinoamérica, Arturo Valenzuela, visitara Nicaragua, en donde se reunió con el presidente del país, Daniel Ortega.

El ministro nicaragüense Agropecuario, Ariel Bucardo, que estuvo presente en esa actividad del embajador, afirmó a periodistas desconocer si el gobierno va a solicitar su participación en ese programa, del cual, destacó, "contribuyó en el desarrollo agropecuario de occidente" del país.

La Corporación Cuenta Reto del Milenio, CCRM, canceló 62 millones de dólares de un total de 175 millones de dólares no reembolsables por un período de cinco años para proyectos de desarrollo sostenible y de reducción de la pobreza en las provincias occidentales de León y Chinandega, en base a un acuerdo suscrito el 14 de julio de 2005. El retiro fue anunciado en junio del año pasado.