•  |
  •  |
  • END

La resolución emitida la noche del viernes por la Organización de Estados Americanos, OEA, resultó “nociva” para Nicaragua, al menos en lo relacionado al retiro de las tropas del Ejército de territorio nicaragüense, según la opinión de los diputados Francisco Aguirre Sacasa, del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y Eduardo Montealegre de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN.

Después de la resolución emitida por la OEA en respaldo a las propuestas planteadas por el secretario general, José Miguel Insulza, los diputados Francisco Aguirre Sacasa, Víctor Hugo Tinoco, del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, y Eduardo Montealegre de la Bancada Democrática Nicaragüense, expresaron su posición con relación a lo que le espera a Nicaragua en el futuro cercano.

Para Aguirre Sacasa, uno de los parlamentarios que participó en la sesión realizada en San Carlos, Río San Juan, el pasado 10 de noviembre, de los cuatro puntos aprobados por la OEA, el más “nocivo” es el tercero, que establece el retiro de las tropas del territorio en disputa, porque considera que donde se encuentran los 20 ó 30 soldados nicaragüenses, es territorio de Nicaragua.

El diputado Eduardo Montealegre, coincide con la negativa al retiro de los soldados, y agregó que el Laudo Alexander es claro al establecer los límites fronterizos.

En cambio, el diputado Víctor Hugo Tinoco, del MRS, no ve ningún problema con que los soldados nicaragüenses puedan moverse, ya que para él, el conflicto con Costa Rica no es militar, sino de soberanía, y espera que la resolución sea puesta en práctica a lo inmediato.

Fracturas en el ALBA

Sobre la votación final, el diputado Aguirre Sacasa aseguró sentirse sorprendido por el desbando de los países miembros de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA. De haber estado estos países a nuestro favor, Aguirre Sacasa cree que se habría hecho muy difícil que se aprobara la resolución.

Eduardo Montealegre coincidió con Aguirre Sacasa, y afirmó que no sólo la OEA se fracturó sino también el ALBA, porque de los países que lo conforman sólo Venezuela votó a favor de Nicaragua.

Derrota para la diplomacia nica

La actuación del Embajador de Nicaragua ante la OEA, Denis Moncada Colindres, según Montealegre, por momentos fue débil, ya que no presentó más argumentos a nuestro favor, pero aseguró que Nicaragua aún no ha perdido nada.

Sobre este punto, Aguirre Sacasa evalúa el resultado como una derrota para la diplomacia nicaragüense; mientras que el diputado renovador, Víctor Hugo Tinoco considera que hubo fallas y que Nicaragua debió haber respaldado las sugerencias de Insulza desde el inicio de la audiencia.

Puntos establecidos en la Resolución

La resolución aprobada por la OEA establece como primer punto, realizar una reunión con la Comisión Binacional en el más breve plazo, con el propósito de tratar lo establecido en la agenda bilateral.

El segundo punto, indica, retomar de inmediato las conversaciones sobre aspectos relacionados con la demarcación de la línea fronteriza realizados hasta la fecha, conforme con los tratados y laudos existentes.

El tercer punto insta a evitar la presencia de fuerzas armadas o de seguridad en el área donde su presencia podría ocasionar tensión, con el fin de generar un clima propicio para el diálogo entre ambas naciones.

Y, finalmente, el cuarto punto manda a instruir a las autoridades pertinentes para que revisen y refuercen los mecanismos de cooperación entre ambas naciones para prevenir, controlar y enfrentar al narcotráfico, al crimen organizado y el tráfico de armas en el cordón fronterizo.

¿Qué sigue tras la resolución?
El Embajador Denis Moncada aseguró que la posición oficial de Nicaragua es el rechazo a la decisión de la OEA y, por consiguiente, el no retiro de las tropas pues considera que ese organismo no tiene competencia para dirimir un asunto limítrofe.

La representación diplomática nicaragüense solicitó, después de la Resolución una reunión de consulta con los ministros de Relaciones Exteriores prevista para la próxima semana.

Tanto el diputado liberal Francisco Aguirre Sacasa, como el del MRS, Víctor Hugo Tinoco, coincidieron en que Nicaragua debe procurar el diálogo a través de la Comisión Binacional y continuar el proceso que establezca la OEA.