•  |
  •  |
  • END

El Partido Liberal Constitucionalista llamó la atención sobre la realidad del trabajo de dragado del Río San Juan y llamó a fiscalizar los avances para evitar que el diferendo generado con Costa Rica, no sea únicamente para beneficiar la imagen del presidente Daniel Ortega.

El ex presidente Alemán, cuestionó el proceso, pues considera que con la draga que trabaja actualmente no se logrará limpiar el Río San Juan. Señala que es un aparato “hechizo” y que el gobierno debe informar cuánto costará el y en cuánto tiempo estará listo el dragado.

“Exigimos a Ortega que ha tenido el apoyo de todos, que no mienta con relación al dragado, que no sea una cortina de humo sino un trabajo para hacerlo navegable, porque puede ser una llamarada de tuza”, manifestó Alemán.

Mantienen apoyo a soberanía

En ese sentido, el ex canciller, Francisco Aguirre Sacasa y diputado de ese partido, respaldó la posición del gobierno de mantener las tropas en la zona fronteriza en la lucha en contra del narcotráfico y que se convoque a un diálogo con Costa Rica, pero sin condiciones.

Por otro lado, tanto Aguirre, como el diputado Eduardo Montealegre, líder de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, consideraron erróneas la posición asumida por Ortega contra otros países como México, Guatemala, Colombia y Costa Rica, a quienes acusó de estar bajo el dominio del narcotráfico.

“Para nadie es un secreto que han muerto 30 mil mexicanos en asuntos del narcotráfico, pero no se puede acusar de esa manera”, insistió Aguirre Sacasa.

Aguirre Sacasa, aseguró que su partido está en contra de una eventual salida de Nicaragua de la Organización de Estados Americanos OEA.

Jarquín: “Salir de la OEA sería desastroso”

Por su parte, el coordinador de la Alianza Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Edmundo Jarquín consideró que el retiro de Nicaragua de la OEA acarrearía problemas económicos desastrosos para el país y por consiguiente desempleo. Así señaló que no se tendría acceso al financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

“La amenaza de retirar a Nicaragua de la OEA carece de todo sentido, y arriesga catastróficas consecuencias económicas para el país que vería aumentar pavorosamente el desempleo y la pobreza”, dijo Jarquín, quien alertó que el aprovechamiento del diferendo con fines políticos por parte de Ortega puede poner en riesgo la unidad de los nicaragüenses sobre este tema.