•  |
  •  |
  • END

El ex jefe del Ejército de Nicaragua, general en retiro, Humberto Ortega Saavedra, exhortó a los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra; y de Costa Rica, Laura Chinchilla a retomar el diálogo y, por ende, a no suspender la cumbre bilateral programada para el 27 de noviembre y en ella reiniciar las conversaciones para buscar una solución al diferendo limítrofe.

A través de una carta abierta el general en retiro señala la necesidad de que “los pueblos de Costa Rica y Nicaragua debemos estar firmemente unidos exigiendo que nuestros gobernantes realicen la cumbre bilateral, y aprueben que el actual diferendo limítrofe lo resuelvan los propios ticos y nicas en el marco del Tratado Jerez-Cañas y los laudos correspondientes, dispensando las fallas que la OEA haya tenido en la difícil labor de facilitar el diálogo entre partes aún muy apasionadas”.

Cumbre debe mantenerse

Agrega que “de no ponerse de acuerdo, se apele, hasta entonces y en un ambiente amistoso, a (la Corte Internacional de Justicia de) La Haya”.

“La Cumbre presidencial (prevista para el 27 de noviembre entre Ortega y Chinchilla) no debe ser suspendida, es lo único, en el cortísimo plazo, que queda para no precipitarnos al abismo”, señala en su carta a ambos mandatarios el ex jefe del Ejército de Nicaragua.

“En esta cumbre hay asuntos de mucha importancia para afianzar un clima de paz y hermandad, el comercio, el turismo, la seguridad nacional ante el narcotráfico y el crimen organizado, para la cooperación entre nuestras naciones y otros de las reuniones binacionales”, agrega Ortega en la misiva dirigida a los presidentes de Nicaragua y Costa Rica.

En su misiva, Ortega insiste a ambos mandatarios que “esta grave tirantez podría desencadenar situaciones que sólo mucho dolor y llanto acarrearán a nuestros pueblos hermanos”.

Repaso histórico

El general en retiro hace un repaso histórico del apoyo mutuo entre Nicaragua y Costa Rica en guerras pasadas, entre ellos, de José “Pepe” Figueres quien, en 1978 “nos proporciona el primer lote de armas importante con que cuenta en su historia el FSLN, que empuñan nuestros héroes como nuestro entrañable hermano menor Camilo Ortega”

Rememoró que, posteriormente, el presidente tico Rodrigo Carazo, “nos brinda apoyo vital para poder introducir de Cuba revolucionaria las armas que el presidente Fidel Castro nos dona para asegurar la ofensiva insurreccional que pone fin al somocismo”.

En ese contexto, Ortega escribe a los actuales mandatarios nicaragüense y costarricense, “ante el ejemplo de la vibrante historia de nuestros pueblos hermanos, les solicito respetuosamente que decidan reunirse en la cumbre de presidentes ya acordada para negociar y firmar acuerdos”.