•  |
  •  |
  • END

El ex canciller Harry Bodán Shields y ex embajador ante Japón, aseguró que Nicaragua había logrado una contundente victoria en la OEA, pues todos los puntos están recogidos en la resolución. Adicionalmente señala que hay muchas formas de ejercer soberanía y que no hay ningún mandato de retirar las tropas, sino evitar la presencia fuerzas armadas.

En ese sentido señala que la maniobra de “violín” de Costa Rica pretendió, sabiendo que la votación en la OEA era irreversible, ganar una excelente imagen para presentarse ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, donde podría tener los votos a su favor.

La contaminación

Bodán Shields señala además que el presidente Daniel Ortega ha contaminado la resolución sobre manera, pues ha comenzado a insultar a otros países como México, que es parte en este momento del Consejo de Seguridad de la ONU por América Latina.

“Esa era una victoria diplomática que convirtieron en derrota, pero no afecta los derechos de Nicaragua. Lo que hace es que le da mala imagen apareciendo como un país que teniendo todos los derechos no concilia. También son maniobras de Costa Rica de cara manejar la opinión pública internacional. Ellos quieren ir a las naciones unidas al Consejo de Seguridad, de 15 miembros, cinco permanentes, China Estados Unidos, Rusia Gran Bretaña y Francia y 10 que se elijen cada año. En este caso por Latinoamérica, México y Brasil”, explicó Bodán.

De ahí, según Bodán, lo único que saldrá es que el tema se resuelva en el organismo regional, sólo que ahora de estricto cumplimiento.

Bodán recuerda que el planteamiento de Costa Rica era evitar la votación y convocar a la reunión de cancilleres y busca tener la imagen limpia en cambia Nicaragua se perfila con una imagen de rebelde cuando no lo es.