•  |
  •  |
  • END

Ayer a las seis de la tarde se venció el período para que los partidos políticos solicitaran cambios en el calendario electoral que presentó como propuesta el Consejo Supremo Electoral, CSE, para las elecciones nacionales de 2011, sin embargo, de los 15 partidos que manifestaron su intención de participar en dichos comicios, sólo dos hicieron solicitudes de cambio.

El Partido Conservador, PC, y el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, anunciaron ayer por la tarde que ambos coincidieron en pedirle al CSE ampliar los períodos la campaña y proceso de cedulación masiva, la observación electoral y la verificación ciudadana masiva, así como el adelanto de la fecha de aprobación del reglamento de ética.

Representantes de estas organizaciones políticas explicaron que solicitaron que la campaña para la cedulación masiva comience el 3 de enero del próximo año y que se especifique el día de inicio del proceso de cedulación, y no sólo el día de cierre como lo contempla la propuesta de calendario electoral.

La observación y el “acompañamiento”

Además, pidieron que se adelante la fecha para aprobar el reglamento de observación electoral para el 30 de abril de 2011, de tal manera que este proceso dure seis meses, ya que en la propuesta está planteado que inicie hasta el 16 de agosto.

Al respecto, el presidente del PC, Alejandro Bolaños Davis, señaló que también pidieron que se elimine el término de “acompañamiento electoral”, pues no la Ley Electoral no lo establece, y que se acredite a organismos de observación nacionales e internacionales.

En la mañana, el fiscal nacional del PLC, Alejandro Samaniego, denunció que el “acompañamiento electoral” que plasmó el CSE en el calendario es como un “turismo electoral” que no garantiza fiscalización y transparencia en el proceso, y como ejemplo de ello mencionó al Consejo de Expertos Electorales de América Latina, Ceela, que fue el único órgano acreditado para los comicios municipales de 2008.

Otro cambio

La última solicitud del PC y del PLC tiene que ver con adelantar la fecha de aprobación del reglamento de ética para el 31 de marzo, con el objetivo que se respeten los símbolos de los partidos.

El director ejecutivo del Instituto por la Democracia y el Desarrollo, Ipade, Mauricio Zúñiga, advirtió por ejemplo que el tiempo de tres meses que el CSE está dando para la verificación ciudadana masiva está comprometido con la capacidad técnica de este poder del Estado.

Actualizar el padrón

Zúñiga aseveró que al ser la verificación ciudadana el proceso donde los pobladores reportan sus cambios de domicilio, el CSE debe tener un tiempo considerable para poder actualizar el padrón electoral y que el día de la votación no se de el fenómeno conocido como “ratón loco”, que se da cuando los ciudadanos no se encuentran en los padrones de los centros de votación.

Al respecto, el experto señaló como un dato interesante que—según una auditoría que hizo el Ipade en 2006 al padrón electoral y que fue avalada por el CSE—en Nicaragua entre una elección y otra, un 30% de los electores cambian de domicilio en las zonas rurales, o sea, que de cada 100 electores 30 migran de una JRV a otra, o de una circunscripción a otra, o de un municipio a otro, o de un departamento a otro.

Cedulación discrecional

Zúñiga también mostró preocupación por la cedulación, pues aseguró que este proceso se está manejando de manera discrecional y partidaria, por lo que llamó a los partidos políticos a conformar la Comisión Nacional de Cedulación que establece la Ley Electoral.

No obstante, ni el PC ni el PLC se pronunciaron ayer sobre ese aspecto y sólo mencionaron que trabajarán, cada uno por su cuenta, por la cedulación.


(Con la colaboración de Ramón H. Potosme)