•   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Costa Rica insiste en encontrar, a través de a Organización de Estados Americanos (OEA), una solución al conflicto que mantiene con Nicaragua por la presencia de militares en un territorio fronterizo que ambos países consideran de su propiedad.

El canciller costarricense, René Castro, explicó hoy a la radio Monumental que su país está a la espera de una misión de especialistas de la OEA y que luego se convoque a una consulta de ministros de Relaciones Exteriores, que debería realizarse el 29 ó 30 de noviembre.

Costa Rica insistirá en esta vía a pesar de que Nicaragua, luego de que el viernes pasado se aprobara una resolución para el retiro de sus tropas, anunció que no asistirá a la consulta de cancilleres y que más bien estudia la posibilidad de retirarse de ese organismo continental. Mientras tanto, según confirmó Castro, continúan las acciones de tala de árboles y apertura "a pico y pala de un canal artificial entre la laguna nicaragüense Los Portillos y el río San Juan", en la Isla Calero, en la frontera caribeña entre Costa Rica y Nicaragua.

Ese lugar es el foco de la disputa, pues Nicaragua sostiene que el territorio al norte de la laguna le pertenece, mientras que Costa Rica afirma que toda la isla es parte de su territorio.

El ex comandante sandinista Edén Pastora, quien dirige el dragado del río San Juan y la construcción del canal, de tres kilómetros de largo, ha explicado que este paso es necesario para devolverle su antigua salida al mar al fronterizo río.

"La idea de Nicaragua de reabrir un canal que supuestamente estaba ahí en la época de la independencia pero que hasta ahora no se ha podido demostrar en mapa o documento alguno", manifestó hoy Castro. El canciller agregó que Nicaragua "también mantiene la presencia de tropas", por lo que están "observando y ejerciendo el músculo diplomático internacional, exigiendo que la misión de observadores venga lo más pronto posible y mantenemos a la Policía de migración a una distancia prudente evitando que haya avances hacia el interior de Costa Rica".

El diplomático añadió que las próximas semanas serán claves en la estrategia que seguirá su país, que carece de Ejército desde 1948. "Todos estamos haciendo una apuesta a la OEA a implementación de acuerdos ya obtenidos (...) países amigos como Colombia, México, Brasil y Canadá están exigiendo a la OEA que muestre más eficacia, pero si con esto no puede actuar daremos por terminado este primer paso y procederemos a otras instancias", detalló el canciller.

Castro ve con positivismo una carta enviada ayer a San José por el general en retiro Humberto Ortega, donde indica que su hermano, el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, está dispuesto a replegar los soldados que se hallan en la zona.

Costa Rica y Nicaragua se encuentran enfrentados desde el pasado 21 de octubre, cuando San José denunció que Nicaragua vertía en su territorio los sedimentos del dragado del río San Juan, asunto que Managua niega. Posteriormente, Costa Rica denunció la invasión de tropas nicas, pero Ortega asegura que los soldados se mantienen en su territorio combatiendo al narcotráfico.