•  |
  •  |
  • END

Los miembros del grupo Resistencia Juvenil por la Dignidad Nacional, Rejudin, realizaron ayer otra manifestación frente a la sede del Consejo Supremo Electoral, CSE, pese a que oficiales de la Policía Nacional iniciaron, de oficio, una investigación por daños a la propiedad pública, después de la última protesta cuando arrojaron huevos al edificio.

Los al menos 12 integrantes de Rejudin, se plantaron nuevamente con mantas y consignas dedicadas a “Roberto Rivas tus días están contados”, y a la vez todos afirmaron estar conscientes de la posibilidad de que los arresten por daños a la propiedad.

La semana pasada, Auxilio Judicial inició de oficio una investigación sobre los sucesos ocurridos el nueve de noviembre pasado, cuando estos jóvenes arrojaron huevos a la sede electoral, en recordatorio de lo que consideran “el fraude electoral mejor documentado de la historia de Nicaragua”, ocurrido en los comicios municipales del nueve de noviembre de 2008.

Ex magistrados se sienten amenazados

La jefa de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, comisionada mayor Glenda Zavala, afirmó el lunes que la Policía está investigando de oficio el hecho y lo envió al Ministerio Público, para que hiciéramos algunas diligencias sobre el caso.

Asimismo, reveló que el magistrado de facto del Poder Electoral, Roberto Rivas, también hizo la denuncia mandando un documento a la jefatura de la Policía, para que se investigara el caso”, porque considera “una amenaza” para su persona las manifestaciones juveniles.

Policía “patética” y “absurda”

El vocero de Rejudin, Jairo Contreras, manifestó que la Policía actúa de una manera “patética” y “absurda”, porque obedecen “al dictador del momento, Daniel Ortega”, por lo cual, a él y a su grupo, no le extrañaría que cualquier día de estos se los llevarán presos. También expresó que le da “lástima” el actuar de la primera comisionada Aminta Granera, Jefa de la Policía Nacional.

Contreras denunció que están viviendo una persecución política, porque en su caso particular, en las afueras de su casa, siempre lo está vigilando un hombre que se identifica como de la extinta “Seguridad del Estado”. Reconoce que tiene miedo, pero también dice que le da “más miedo seguir viviendo con un gobierno nefasto, que los priva de la libertad democrática”.

Boshi acompaña a protestantes bajo riesgo

El misionero católico de origen italiano, Alberto Stefano Boschi, acompañó esta vez al grupo de muchachos y tampoco le dio gran importancia al riesgo que significa su presencia en una protesta contra el sistema de gobierno, dado que su estatus migratorio es el de un extranjero que se le venció la visa de turista.

Boschi argumenta que se considera un ciudadano nicaragüense y “ningún ciudadano nicaragüense tiene que renovar la visa para estar en su país”.

De la sede electoral, salieron algunos trabajadores públicos que observaron pasivos la manifestación y como ya es costumbre, les tomaron fotos a los protestantes.