elnuevodiario.com.ni
  •   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una reunión entre los presidentes de Costa Rica y Nicaragua, prevista desde hace meses para el 27 de noviembre, está en duda "a la espera" de señales de solución en la disputa fronteriza entre ambos países.

Los presidentes Daniel Ortega y Laura Chinchilla decidieron reanudar las cumbres binacionales -que no se realizaban desde 2007-, cuando la mandataria costarricense visitó a su homólogo nicaragüense en Managua poco después de que ella asumiera el poder, el 8 de mayo pasado. "La reunión está a la espera" de los avances en la disputa fronteriza, señaló hoy una fuente de la cancillería costarricense, que pidió el anonimato. "De parte de Costa Rica siempre ha habido el ánimo de realizarlas" las reuniones binacionales, agregó, mientras el canciller nicaragüense, Samuel Santos, indicó que "vamos a ver en el momento" si Ortega acepta participar.

Costa Rica, sin Ejército desde 1948, denunció hace tres semanas ante la OEA que tropas nicaragüenses ingresaron a su territorio en la zona del fronterizo río San Juan. Managua lo negó, diciendo que sólo realiza trabajos de dragado del río, que le pertenece, y que sus soldados se mantienen en su territorio. El Consejo Permanente de la OEA aprobó el viernes una resolución, celebrada como un "triunfo" por San José, que pide el retiro de los militares de la zona, pero Ortega dijo que no los replegará y amenazó con abandonar el organismo.

A comienzos de octubre, antes de que estallara el conflicto con el inicio del dragado del río (el día 18), dos altos funcionarios de la cancillería de Costa Rica, Estela Blanco y Oscar Camacho, visitaron Managua para coordinar la agenda de la cumbre del 27 de noviembre, dijo la fuente costarricense. Pero luego las relaciones bilaterales se tensionaron, por lo que ahora no hay certeza de que la reunión tenga lugar.

Encuentro sería en Liberia, que perteneció a Nicaragua
El encuentro estaba programada en Liberia, capital de la provincia costarricense de Guanacaste, región que perteneció a Nicaragua y cuya anexión por parte de Costa Rica en 1824 marcó el inicio de rencillas fronterizas que perduran casi 200 años después.

Si bien ninguno de los dos presidentes ha descartado acudir, funcionarios de ambos países admiten que es imposible que ésta se realice sin un diálogo previo. "Siendo un país invadido por otro, no podríamos ir (a la cita de Liberia). Somos buenos pero no mansos, no podemos ir ahí a hacer ji-ji", afirmó la fuente de la cancillería de San José. "No podemos ir hasta que ellos retiren sus tropas", agregó. "No adelantemos cosas. Vamos a ver en el momento que se den las situaciones; entonces se va a resolver", declaró el canciller Santos en Managua. Sin embargo, Santos aseguró que la voluntad de dialogar con Costa Rica "siempre está", pues "ha sido una posición del presidente Ortega sostenida y mantenida".

Las reuniones binacionales se descontinuaron entre 1997 y 2006, pero luego se efectuaron con irregularidad. La última tuvo lugar en Nicaragua el 13 y 14 de marzo de 2008, entre Ortega y el entonces mandatario costarricense Oscar Arias (2006-2010).

La siguiente cita binacional fue el 3 de octubre de 2008 en San José, pero no acudieron los presidentes, sino los vicecancilleres: el costarricense Edgar Ugalde y el nicaragüense Valdrack Jaentschke. En esta cita los vicecancilleres acordaron que la siguiente reunión se efectuaría en 2009 en Managua, pero "Nicaragua no convocó", según San José.

Existen varios temas de interés mutuo, entre ellos la migración, pues al menos 500.000 nicaragüenses viven en Costa Rica, más del 10% de la población costarricense.