•   WASHINGTON / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Estados Unidos debe cooperar con sus socios en la región para enfrentar el “declive de las libertades democráticas y los derechos humanos” que llevan adelante los gobiernos de Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, afirmó la legisladora republicana Ileana Ros Lehtinen ayer miércoles.

“Estados Unidos debe trabajar de cerca con nuestros socios responsables para enfrentar este azote”, señaló en un comunicado Ros Lehtinen, quien se espera dirija en el próximo Congreso la influyente Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, bajo la nueva mayoría republicana.

El “peligroso comportamiento” de los presidentes de Venezuela, Nicaragua y Bolivia y Ecuador muestra “el nexo innegable del declive de las libertades democráticas y los derechos humanos y el auge de riesgos tangibles para la seguridad de nuestra región”, dijo la legisladora estadounidense de origen cubano.

Chávez a la cabeza

Los líderes de la Alianza Bolivariana de los pueblos de América, ALBA, con el venezolano Hugo Chávez a la cabeza, “uno tras otro han manipulado los sistemas democráticos de sus países para servir sus propios propósitos autócratas”, dijo Ros Lehtinen.

El comunicado de la representante por Florida (sureste) fue leído durante un evento sobre los “peligros” para la democracia en la región andina organizado por varios centros de análisis conservadores en el Congreso estadounidense.

Ros Lehtinen no participó en el evento porque se encontraba reunida con la secretaria de Estado, Hillary Clinton. La legisladora advirtió además contra “la significativa expansión del alcance y presencia en el continente” de Irán.

Arenga contra la OEA

Ros Lehtinen fustigó a la Organización de Estados Americanos, OEA, a quien pidió “absolver su legado de dobles estándares” y “finalmente responsabilizar a los estados miembros” que incumplan la Carta Democrática.

“Ahora más que nunca es el momento de que Estados Unidos apoye a sus amigos”, subrayó.

Una de las primeras acciones en este sentido que podría tomar el nuevo Congreso que se instalará en enero, sería ratificar los TLC de Estados Unidos con Colombia y Panamá, agregó. Estos tratados, además de crear puestos de trabajo, “contribuirán directamente con nuestros esfuerzos por expandir la seguridad en la región”, señaló.