•   WASHINGTON / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Los grupos o instituciones religiosas que muestran su oposición al gobierno son hostigados en Venezuela y Nicaragua, según el informe anual sobre libertad religiosa en el mundo divulgado por el Departamento de Estado.

En el caso de Venezuela “el gobierno respetó en líneas generales la práctica de la libertad religiosa, pero grupos religiosos que criticaron al gobierno fueron hostigados e intimidados”, explicó el informe, presentado por la secretaria de Estado, Hillary Clinton. También “hubo esfuerzos por el gobierno para limitar la influencia de los grupos religiosos en ciertas áreas geográficas, sociales y políticas”, añadió el texto.

Las críticas

El informe menciona en particular una carta pastoral crítica de la Iglesia Católica con el gobierno difundida en abril de este año, que provocó réplicas de medios de comunicación oficiales.

El Departamento de Estado, que debe emitir este informe por ley cada año, menciona también de nuevo el ataque en enero de 2009 contra una sinagoga judía, que llevó a la detención de sus presuntos autores.

La situación de la minoría judía en Venezuela, mencionada de forma más amplia en el informe estadounidense de 2009, provocó el año pasado una nueva polvareda diplomática con Washington. Por otra parte, misioneros evangelistas no pudieron viajar a zonas de población indígena en el interior del país a causa de trabas oficiales, explicó el texto.

CPC hostigan a religiosos

En el caso de Nicaragua, el texto menciona que la libertad religiosa es respetada, pero que críticas de la Iglesia Católica fueron recibidas con hostilidad. Los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), formados por militantes progubernamentales, fueron denunciados por autoridades católicas por su “sistemática estrategia de hostilidad cada vez que el clero critica públicamente al gobierno”, añade el texto.

Grupos protestantes, que representan a un 21% de la población creyente, según el informe, también han criticado obstáculos legales y presiones para que no lleven a cabo sus tareas de proselitismo. A nivel internacional, el informe destaca en particular las constantes violaciones a la libertad religiosa en Afganistán, Pakistán, Irán, China e Indonesia.