•  |
  •  |
  • END

Un cordón de oficiales de la Policía Nacional y de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, COEP, resguarda la sede central del Consejo Supremo Electoral, CSE, a raíz de que los miembros del grupo Resistencia Juvenil por la Dignidad Nacional, Rejudin, llegan diario a manifestarse en demanda de la entrega equitativa de la cédula de identidad a los ciudadanos nicaragüenses.

El Jefe de Seguridad Pública, comisionado Sergio Antonio López, defendió la presencia de los oficiales, porque manifiesta que la Policía Nacional, PN, tiene que proteger a una institución cuando es atacada, en alusión a la protesta cuando estos mismos jóvenes tiraron huevos a esta misma sede electoral.

El comisionado López también dijo que cuando una residencia es atacada, naturalmente el dueño tiene que tomar medidas de seguridad, sin embargo, no supo explicar por qué cuando otras sedes de organizaciones críticas al gobierno han sido apedreadas y mortereadas por simpatizantes del partido de gobierno (FSLN), la PN ni siquiera se inmuta, investiga y mucho menos hace presencia, como pasó cuando atacaron las oficinas de Vamos con Eduardo, o la propia sede central de la Policía Nacional.

Reprimen protesta de Rejudin

Los al menos ocho jóvenes miembros de Rejudin, se presentaron ayer nuevamente a la sede central del CSE, como parte de la protesta que mantienen en demanda de la entrega equitativa de las cédulas.

Esta vez, los miembros de Rejudin intentaron ingresar a la sede electoral con un grupo de trabajadores del Ineter (Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales), que llegaron a tramitar su cédula electrónica que recibirán luego de forma gratuita por ser trabajadores del Estado-, mientras los ciudadanos comunes pagan 300 córdobas por ese documento que tiene un formato electrónico.

Usan la fuerza contra jóvenes

Como ya lo esperaban, la seguridad les bloqueó la entrada, pero además, la Policía usó la fuerza para retirarlos. Adeyla López, una de las jóvenes que se denomina “manifestante independiente”, dijo sentirse violentada por la Policía, porque evitaron que solicitara un nuevo documento de identidad.

La joven de 22 años y procedente de Masaya, fue agredida por una de los policías, que le evitó la entrada al CSE, para solicitar su cédula como los demás trabajadores del Ineter.

Represalias

El vocero de Rejudin, Jairo Contreras, lamentó la agresión a la joven y “el servilismo” de la PN.

“En vez de estar protegiendo a un ser corrupto como Roberto Rivas, deberían de preocuparse por brindar seguridad ciudadana”, dijo Contreras.

Sobre la protesta de los jóvenes, con un tono defensivo el comisionado Sergio Antonio López dijo que la entrega de cédulas tiene que ser “con orden y educación” no “a gusto, antojo y capricho”.

“Venir a dañar la propiedad como lo hicieron la semana pasada, eso no se lo vamos a permitir a nadie, la propiedad privada se respeta y no porque sea del Estado”.

¿Amenaza?

La jefa de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, de la Policía Nacional, comisionada mayor Glenda Zavala, ha explicado en otro momento, que estos jóvenes representan una “amenaza” para los funcionarios de factos del CSE, e incluso se está realizando de oficio una investigación contra los miembros de Rejudin jóvenes.

Niegan documento a septuagenario

Confiado en la buena voluntad del gobierno que se autodefine como “socialista, cristiano y solidario”, Bayardo Madriz Jérez, de 75 años llegó a solicitar la reposición de su cédula en la sede central del CSE, -porque la que tenía se la robaron. Pero lo que se ganó de gratis fue que lo relacionaran con la protesta de los Rejudin y que le pidieran 300 córdobas por el documento de identidad electrónico, que es el que ofrecen de manera inmediata.

Madriz necesita su cédula, porque se la piden en el hospital donde está pendiente que lo operen de una hernia que tiene en la ingle derecha, razón por la cual camina auxiliado de muletas y con las piernas inflamadas, pero lo que más lamenta es haber tenido que pagar 40 córdobas “de balde”, para llegar al CSE en taxi, y luego tener que pagar 40 córdobas, para regresar a su casa sin su cédula. Es obvio que el anciano no es integrante de Rejudin, su pecado fue haber coincidido con la protesta y no ser empleado del Estado.

CPC determinan en barrios

Los fines de semana, en los barrios de Managua, hombres y mujeres que dicen ser de los llamados Consejos del Poder Ciudadano, CPC, visitan las casas de simpatizantes del gobierno, los enlistas y les solicitan llegar a la oficina distrital de cedulación para recibir gratuitamente el documento, no así con quienes no son leales al gobierno.

Un caso particular ocurrió la semana anterior en Villa Venezuela y barrios aledaños cuando activistas progubernamentales visitaban las casas de potenciales simpatizantes del gobierno y les ofrecían el documento de identidad de forma gratuita.