Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Según un documento sobre la situación de los derechos humanos en Nicaragua atribuido al Departamento de Estado, el gobierno de Estados Unidos estaría preocupado por un posible fraude electoral en las elecciones nacionales del próximo año. El documento fue hecho público ayer por los diputados liberales miembros de la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos de la Asamblea Nacional.

En el capítulo referido a “elecciones y participación política”, del documento se hace alusión a las denuncias de fraude en las elecciones municipales de noviembre de 2008 y las municipales del 18 de enero de 2009 en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN; así como en las elecciones regionales en el Caribe Norte y Sur, de marzo de 2010.

“Los resultados de las elecciones municipales del 18 de enero en la RAAN favorecieron al FSLN y sus aliados de Yatama mediante un proceso electoral que siguió un modelo de fraude observado por la sociedad civil en el resto del país durante las elecciones municipales de noviembre de 2008”, se lee en el documento atribuido al Departamento de Estado de Estados Unidos.

Impidieron observación

Añade el documento que “el gobierno permitió el monitoreo de las Juntas Receptoras de Votos a observadores de la Iglesia Morava y de una ONG afiliada al FSLN, pero no permitió la participación de ningún observador independiente local o internacional con significativa experiencia de monitoreo”.

En el documento no se revela la fuente de información y se alude, por ejemplo, a que “las acusaciones de fraude electoral en la RRAN provenían de un orquestado proceso de registro de votantes conteniendo irregularidades sustanciales. Se dice que los CPC controlados por el FSLN manejaron la campaña de registro de votantes y manipularon las listas de votantes para manipular los distritos electorales a favor del bloque de candidatos del FSLN”.

Las cédulas

“El Consejo Supremo Electoral, controlado por el FSLN politizó la distribución de cédulas necesarias para el registro de votantes. Los medios de comunicación informaron que el CSE intencionalmente atrasó la emisión de cédulas a los votantes no sandinistas para evitar el voto…”, se lee en el documento que no cuenta con ningún logotipo que identifique el origen del mismo o que confirme que fue elaborado por el Departamento de Estado.

“Las acciones del CSE causaron inquietud con relación a la manipulación de las elecciones regionales de marzo de 2010 en las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y Sur, RAAN y RAAS”, agrega el documento.