•   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, afirmó hoy que sigue dispuesta a reunirse con su homólogo nicaragüense Daniel Ortega, el próximo sábado, con la voluntad para solucionar el diferendo entre ambos países, pero insistió en que Managua debe replegar sus tropas.

"Nosotros seguimos siendo respetuosos de la resolución de la OEA, basada en la recomendación de su secretario general (José Miguel Insulza), y la reunión se mantiene en nuestra agenda, programada para el 27 de noviembre", afirmó la mandataria a la prensa.

Sin embargo, "entendemos que tal como la resolución lo sugiere, tienen que darse las condiciones concomitantes para que esa reunión tenga lugar", expresó Chinchilla en referencia a la retirada de militares de la zona fronteriza, solicitada por la OEA y rechazada por Ortega. "Faltan cinco días (para la fecha programada de la reunión) y no será Costa Rica la que dé razones para que no se realice", puntualizó la mandataria.

El canciller nicaragüense, Samuel Santos, afirmó la semana que "vamos a ver en el momento" si Ortega acepta participar en la cumbre binacional, que estaba programada desde hace meses para el 27 de noviembre.

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó el 12 de noviembre una resolución que pide a ambos países que retiren sus militares y policías de la zona fronteriza del río San Juan, cerca del Caribe, e inicien un diálogo. Ortega ha dicho que no retirará las tropas de ese sector, pues están en territorio de Nicaragua.

La disputa, llevada la semana pasada por San José a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, fue causada por el inicio del dragado del río San Juan, que pertenece a Nicaragua, el 18 de octubre.

Costa Rica denunció una invasión militar nicaragüense y alega que el territorio en que se realizan tales trabajos es costarricense. Además, asegura que las obras provocarán un severo daño ambiental en su territorio, en una zona rica en especies de flora y fauna.