Leonor Alvarez
  •  |
  •  |
  • END

La falta de transparencia de algunos gobiernos locales, y la falta de voluntad política de los partidos, son obstáculos que limitan el desarrollo de la participación ciudadana, consideró ayer el director del Instituto Nicaragüense de Estudios Humanísticos, Fanor Avendaño Soza, durante el Foro de Participación Ciudadana.

En ese sentido, Avendaño manifestó que los ciudadanos, desde sus municipios tienen que decidir su propia agenda local, y el sector político también tiene que crear sus propias condiciones para desarrollar su agenda, la cual “tiene que incidir en el desarrollo integral del municipio y a la vez buscar el Estado de bienestar en el país”.

Avendaño mencionó que Nicaragua tiene un marco legal favorable, pero también tiene que haber voluntad de los gobernantes y disposición de los gobernados para concretar la ley.

“No es un marco legal el que te dice si hay o no hay participación, es la voluntad y la decisión de la gente de construir su propio futuro”, afirmó el también abogado constitucionalista.

Más obstáculos

Otros obstáculos que detectó Avendaño en el desarrollo de la participación ciudadana, son las personas que “critican” y “atacan” a los gobiernos locales, pero no proponen soluciones.

En el foro se hicieron presente representantes de diversas organizaciones locales de 21 municipios que trabajan directamente con los ciudadanos en temas específicos.

Entre los asistentes estuvieron dos representantes de la Asociación de “Hombres contra la Violencia” de Puerto Cabezas, los que además de ayudar a hombres que sufren violencia en su relación conyugal, también tienen el objetivo de “cambiar al hombre machista”, con una campaña de sensibilización que realizan casa por casa.

Roberto Wilson, Presidente de la Asociación explicó que estos esfuerzos se fortalecen y complementan con el trabajo que han venido haciendo las mujeres contra la violencia, y a la vez se coordinan con otras organizaciones como la Secretaría de la Mujer.

Trabajo de las mujeres no es visible

Por su parte, la asesora económica del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, María Rosa Renzi habló de la importancia que tiene la aportación de las mujeres en materia económica y cómo este ámbito es reducido por el mismo machismo que aún predomina en las sociedades.

Explicó que el trabajo de las mujeres no es visible porque su quehacer en el hogar no aparece en las cuentas del Estado; sin embargo, valoró que representa más del 30% del Producto Interno Bruto, PIB.

Igualmente, abordó el tema de la violencia contra las mujeres, y en ese sentido explicó que “a veces las mujeres aceptan y conviven en esas circunstancias con su pareja, porque no tienen recursos económicos para independizarse”.

Renzi hizo un llamado a las autoridades locales para que respalden políticas públicas que beneficien a las féminas.