•  |
  •  |
  • END

La Academia Nicaragüense de las Ciencias Jurídicas y Políticas, incorporó como miembros honorarios a los doctores Vilma Núñez de Escorcia, Mariano Fiallos Oyanguren, Roberto Argüello Hurtado, Alfonso Dávila Barbosa y Adrián Valdivia; asimismo, fueron incorporados los extranjeros Teodosio Palomino, de Perú; Martha Monsalve, de Colombia y Francisco Pérez Amorós, de España.

La actividad se originó en el contexto del XVIII Congreso Iberoamericano de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, organizado por la Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli.

De igual manera, fueron incorporados como miembros de número los doctores Gabriel Álvarez Argüello, además de los juristas Aníbal Arturo Ruiz Armijo, Mayling Lau Gutiérrez, Carlos Hernández López, Ada Esperanza Silva y Karlos Navarro Medal.

Durante el acto, la doctora Auxiliadora Meza, directora del Centro de Derecho
Constitucional y miembro de número y fundadora de la Academia, debatió sobre el tema, “Institucionalidad y Estado de Derecho”.

En su intervención ilustró que la institucionalidad se considera un atributo básico del imperio dentro de un Estado de Derecho, es decir que existe cuando y donde las instituciones, las leyes y la justicia están por encima de la voluntad de los individuos que gobiernan.

Por su parte, la doctora Ada Esperanza Silva, abogada litigante y miembro de la Academia comentó que en Nicaragua se está instalando la concepción de que los derechos de la ciudadanía no son derechos naturales, sino que pueden ser alterados por las leyes positivas dependiente del legislador.

Destacó que nadie está por encima de la Constitución y las leyes, de las instituciones, de los derechos, la libertad y la seguridad jurídica, individual y colectiva de los ciudadanos, porque de lo contrario no habría institucionalidad ni Estado de Derecho.