•  |
  •  |
  • END

El precandidato presidencial Fabio Gadea Mantilla ya camina lerdo. Hace exactamente dos semanas, el martes nueve de noviembre cumplió 79 años, ocho más que la esperanza de vida de nuestro país según la Organización Mundial de la Salud. Esta es una de las críticas de sus adversarios del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, quienes le acusan de no tener capacidad para empujar una campaña presidencial.

El primer vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, insistió, como todos los lunes, que los asesores del empresario radial lo empujan a actividades y sobreesfuerzos que Gadea parece no soportar. Pero Gadea responde que está lleno de vida e incluso más que quienes le critican.

La herencia

“Yo tengo más vida que muchos de los que dicen que estoy mal de salud. Lo que quiero es que cuando yo fallezca que quede sembrada la semilla de la honestidad,
Señaló Gadea en una concentración en el municipio de la Trinidad, donde la directiva municipal, el alcalde y el vicealcalde del PLC pasaron a respaldarle. Esta sería la quinta manifestación de apoyo que recibe Gadea, primeramente en Corinto, luego en Matagalpa, Ciudad Darío y Teustepe en Boaco.

A Gadea también se le ha criticado su parecido con las respuestas que daba el ex presidente Enrique Bolaños. Parte de sus asesores fueron miembros del gabinete del ex mandatario entre 2002 y 2007.

A Bolaños Geyer le preguntaron si sobreviviría a la campaña y al gobierno durante cinco años tomando en cuenta su edad y el sobrenombre de ser “boladeaños”. En esa ocasión respondió: “Si yo soy una bola de años, pero de experiencia, yo soy una bola de años de honestidad”. Gadea mantilla reiteró en la Trinidad departamento de Estelí, parte de su discurso de campaña, llevar según él, la revolución de la honestidad.

Más allá de las similitudes, el presidente Bolaños tenía 74 años cuando asumió el poder y lo entregó a la edad de 79. Gadea Mantilla cumplirá 80 tres días después de las elecciones del año próximo y de ganar entregaría el poder pasado ya los 85.