Ary Pantoja
  •   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

Las  bancadas opositoras en el Parlamento nicaragüense lograron posponer por cuatro días la discusión y aprobación de tres leyes controversiales en materia de defensa que incluyen, entre otras cosas, algunos puntos que contravienen la Constitución Política sobre todo en aspectos de derechos fundamentales de los ciudadanos.  No obstante, la bancada de oficialista, Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, advirtió que ya cuenta con los votos necesarios para aprobar toda la legislación.

Los jefes de las bancadas del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Ramón González; de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Adolfo Martínez Cole; y del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Víctor Hugo Tinoco, lograron “convencer” al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, para que no sometiera a discusión y aprobación con trámite de urgencia las iniciativas de Ley de la Defensa de la República de Nicaragua; la Ley de la Seguridad Nacional de la República de Nicaragua y la Ley de Régimen Jurídico de Fronteras.

Los legisladores opositores consideran que leyes tan delicadas deben ser analizadas con detenimiento, sin embargo, solo lograron posponer su aprobación por cuatro días para modificar aquellas aspectos que podrían afecta a los ciudadanos en sus derechos constitucionales, sobre todo lo relacionado con el reclutamiento forzoso –prohibido por el artículo 96 de la Constitución-, y la sujeción del poder civil al poder militar.

En una reunión “relámpago”, entre los siete miembros de la Junta Directiva y los jefes de las bancadas parlamentarias, se acordó posponer la discusión de las leyes y convocar a una sesión extraordinaria para el próximo lunes, considerando que el Legislativo entrará a su receso de fin de año el 15 de diciembre.

Algunos legisladores consideran que cuatro días es muy poco tiempo para leyes tan importantes, pero señalaron que aprovecharán este período para hacer las modificaciones que “sean menos dañinas para el país”.

El presidente de la República, Daniel Ortega, envió las tres iniciativas de ley el pasado viernes 26 de noviembre a la Primera Secretaría de la Asamblea Nacional, solicitando el trámite de urgencia.  Los diputados del gobernante FSLN, explicaron a los opositores que ya contaban con los votos necesarios para la aprobación inmediata de las tres leyes, pero accedieron a la petición de posponer su aprobación argumentando que el Ejecutivo quiere que las leyes sean aprobadas de consenso.