Matilde Córdoba
  •  |
  •  |
  • END

El alcalde de Tipitapa, César Vásquez, continúa sin explicar las irregularidades en esa municipalidad. Recientemente esa alcaldía vendió como chatarra dos patrullas de la Policía Nacional, confirman documentos oficiales.

Según el inventario de los vehículos ocupados por la Policía Nacional de ese municipio y que son guardados en las instalaciones de la alcaldía, tres unidades que usan para patrullas fueron vendidas como chatarra.

El director del Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua (Irtramma) de Tipitapa, Luis Salinas, confirmó que fueron vendidos “debido a una ordenanza aprobada por el Consejo Municipal”.

Una forma de cobrarse el arrendamiento

Salinas aseguró que le cobran el arrendamiento a la Policía, pero éste no ha sido pagado desde hace muchos años, razón por la que se cobraron con los vehículos. Un jeep Toyota gris-azul, un automóvil gris-azul Toyota y una camioneta doble cabina fueron las vendidas, de acuerdo a documentos oficiales.

“El gobierno municipal aprobó una ordenanza donde los bienes que tuvieran más de un año de estar en la bodega y sus dueños no se personaran, iban a darse la venta.

En el caso de la Policía se vendieron dos como chatarra, el tercero no se vendió porque la Policía me llegó a decir que estos vehículos los necesitaban”, justificó Salinas.

En todas las alcaldías lo hacen
El funcionario aseguró que “eso lo hacen en todas las alcaldías” y que hay un avalúo que respalda esas ventas. “Dos (carros) que estaban en buen estado no se vendieron y pasaron a uso del gobierno municipal”, agregó.

El próximo nueve de diciembre la Alcaldía de Tipitapa tiene que entregar a la Contraloría un informe que detalle y soporte los gastos no presupuestados que ascienden a más de medio millón de córdobas, y que beneficiaron a funcionarios de alto nivel.

La herencia de Córdoba

La Contraloría solicitó el informe tras una denuncia contra el jefe de maquinaria, Félix Castillo; el contador general Omar Berroterán, el director de Servicios Municipales, César Palacios y la responsable de Servicios Especiales, Francisca Pastora, entre otros funcionarios.

En los anexos de la denuncia se detallan las irregularidades de estos funcionarios, entre los que destacan adelantos salariales, préstamos y falta de soporte en compras.

La actual administración heredó más de un millón de córdobas en deudas. El ex alcalde Norman Córdoba fue acusado internamente –y en cartas enviadas a la secretaría del Frente Sandinista- de malversar 16 millones de córdobas durante toda su gestión.