•  |
  •  |
  • END

Las decisiones de los dos partidos mayoritarios
--FSLN y PLC-- de dejar disgregados a los partidos minoritarios después de mantener el calendario electoral y quitarle el partido a Eduardo Montealegre, se revirtieron ayer cuando el Movimiento de Renovación Sandinista, MRS, propuso formar una coalición con los sectores opuestos al pacto para los comicios municipales de noviembre en Nicaragua.

“Unámonos todas las fuerzas que estamos contra el pacto” para que el electorado decida si su “opción es la democracia o el autoritarismo”, exhortó el dirigente y ex candidato presidencial del partido de centroizquierda MRS, Edmundo Jarquín.

De acuerdo con el político, si el MRS, ALN y sectores que rechazan el “pacto Ortega-Alemán” se unen, pueden dar una buena batalla por los 153 gobiernos locales que serán disputados en las elecciones municipales del dos de noviembre.

El presidente del MRS, Enrique Sáenz, confirmó que conversan con Eduardo Montealegre y otras fuerzas, pues dado el nuevo panorama electoral, hay voluntad de una posible unidad para presionar ante las “arbitrariedades del Consejo Supremo Electoral”.

“Nosotros (el MRS) nos estamos preparando para participar competitivamente, pero estamos concientes de que estas arbitrariedades (del CSE) abren un nuevo escenario y estamos conversando con otras fuerzas, eso incluye ahora el PLI y a los conservadores”, dijo Sáenz.


Nueva bancada
La tarde de ayer, una nueva bancada surgió para adoptar el nombre de “Bancada Democrática Nicaragüense”, a la que se integran 17 de 23 diputados que originalmente logró ALN en las elecciones nacionales.

Eliseo Núñez, ahora presidente de ALN, solamente quedará con dos diputados: él y Carlos García. Antes se habían ido Jamileth Bonilla, Ramón Macías, Ramiro Silva y Salvador Talavera. Bonilla declaró ayer que regresaría a ALN.

Eliseo Núñez Morales, ahora vocero del Movimiento Vamos con Eduardo, confirmó la voluntad mutua de las estructuras, pero también aclaró que continúan siendo parte de la alianza PLC y que todo depende de que “ellos se quieran ir en la 13”.


Buscan por todos lados aliados
La fiebre por encontrar aliados que aseguren el futuro de las estructuras también contagió a los nuevos representantes de ALN, ahora bajo la presidencia de Eliseo Núñez Hernández y la secretaria de Organización, de Jamilet Bonilla, quienes nombraron ayer una nueva comisión que se encargará de negociar con los demás partidos políticos las posibles alianzas electorales.



Núñez sugiere delito electoral por parte de su ex líder

Ary Neil Pantoja
El presidente de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Eliseo Núñez Hernández, sugirió ayer que el defenestrado Eduardo Montealegre Rivas incurrió en delitos electorales al aceptar, según Núñez, financiamiento para la campaña electoral de 2006 de parte del vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, y del presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca.

Núñez Hernández dijo que Montealegre nunca rindió cuentas de los gastos de la campaña electoral de 2006 cuando se postuló para la Presidencia de la República por ALN.

Además, acusó a Montealegre de intentar quedarse con bienes propiedad del partido y no de él, entre motocicletas, vehículos y computadoras. Núñez también señaló que Montealegre asumió deudas millonarias, aunque no quiso especificar el monto.

Las acusaciones de Núñez van más allá, pues incluso habló de un posible proceso judicial contra Montealegre. El dirigente liberal no descartó una solicitud para auditar el manejo de las finanzas en ALN.

Sin embargo, Montealegre rechazó las acusaciones en torno al presunto financiamiento extranjero para su campaña electoral. “Si acaso vi a Dick Cheney una vez, fue durante diez minutos, nada más”, dijo.