•  |
  •  |
  • END

Jóvenes de diferentes organizaciones civiles y políticas protestaron ayer frente a la Comandancia General del Ejército de Nicaragua, para demandar la no aprobación de tres iniciativas de ley sobre Defensa, Soberanía y Fronteras, porque una de ellas contemplaba permitir el Servicio Militar Patriótico.

En el mismo momento que los jóvenes se acercaban a las oficinas militares, el diputado Alejandro Bolaños Davis salía de ese lugar, donde minutos antes había estado reunido con el Jefe del Ejército, general Julio César Avilés.

Por primera vez frente a soldados

Los jóvenes aprovecharon la presencia del diputado conservador, para reprocharle su acercamiento con el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y, entre otras cosas, le gritaron “pactista” y “cerdo conservador”.

Los jóvenes también confrontaron a los soldados inmóviles que -como una cadena humana-, estaban resguardando la entrada de la Comandancia del Ejército. Entre otras cosas les dijeron que “para qué queremos esas leyes”, “no queremos Servicio Militar”.

Bolaños dice sólo llegaron a investigar

Por su parte, Bolaños Davis explicó que como diputado y presidente del Partido Conservador, PC, llegó a investigar la posición que tiene el general Julio César Avilés, ante las tres iniciativas de ley. Según dijo Bolaños, Avilés le manifestó un “sentido de urgencia por la aprobación de estas propuestas, porque Nicaragua está siendo afectada por Costa Rica y Honduras”.

“(El Ejército) insiste en aprobarlas a la mayor brevedad, para que la defensa nacional y todas las otras instituciones de defensa, puedan atender las situaciones difíciles que vive el país”, dijo Bolaños refiriéndose a situaciones concretas que mencionó. Una de ellas es que en la frontera de Honduras “han arrancado los mojones” y que Costa Rica “manda tropas a la frontera con Nicaragua”.

Bolaños también expresó que mientras no esté terminado el análisis de estas tres iniciativas, aún no puede expresar su aprobación o desacuerdo. Sin embargo, se siente “satisfecho con las explicaciones recibidas” de parte del general Avilés.

Hablando de Roma y el rey que asoma… con cámaras

En un comunicado, el PC menciona, por ejemplo, que aceptarán estas tres leyes siempre y cuando incluyan la prohibición a los organismos del Ejército de Nicaragua, la Policía Nacional y cualquier otra institución del Estado, de ejercer actividad de espionaje político, contenida en el artículo 96 de la Constitución Política.

Sin embargo, ayer en la protesta de los jóvenes, dos personas vestidas de civiles tenían una comunicación fluida con los miembros del Ejército, mientras les tomaban fotos a los protestantes y a los periodistas.

Aunque no se puede afirmar que estos civiles sean miembros de inteligencia del Ejército, a simple vista se observa una relación muy estrecha de intercambio de información con los verdes olivos.

Igual ha pasado cuando los jóvenes de los movimientos juveniles llegan a protestar frente al Consejo Supremo Electoral, CSE, donde siempre son fotografiados por uniformados, motorizados o civiles que se mantienen en contacto con los oficiales de la Policía Nacional.

Bolaños ofendido

Bolaños Davis dijo sentirse ofendido por la protesta de estos grupos juveniles que le gritaron “conservador pactista” y en particular afirma que son miembros del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, y a la vez considera que hacen estas acciones “para caerles bien a los de EL NUEVO DIARIO”, porque “en este medio de comunicación hay muchos del MRS y entonces andan buscando el apoyo politiquero de algunos medios”, dijo Bolaños.

“Ex militares, broche de oro del fraude”

Jóvenes de distintas agrupaciones emitieron ayer un pronunciamiento para repudiar las tres iniciativas de ley que, según explica la nota de prensa, “en el fondo pretenden mantener el control total sobre las libertades ciudadanas, especialmente la libertad de movilización y libertad de expresión”.

“Ortega, ante el actual panorama electoral y temeroso de resultados adversos a sus intereses económicos y políticos, ha emprendido acciones para incorporar con sus aliados del CSE a ex militares, y con estas leyes poner un broche de oro para una nueva edición del fraude electoral con presión, garrote, bala, ante las eventuales demandas por transparencia que la ciudadanía exige”, reza el pronunciamiento juvenil.