•  |
  •  |
  • END

Risas, aplausos y conversaciones joviales abundaron ayer en el hemiciclo de sesiones plenarias del Poder Legislativo entre los diputados y algunos funcionarios de facto que asistieron al cierre de la XXVI legislatura del Parlamento, acto durante el cual el presidente de ese poder del Estado, Santos René Núñez Téllez, hizo un recorrido por los 25 años de fundación de la Asamblea Nacional.

Avances tecnológicos como la disposición de computadoras para cada legislador, el sistema electrónico de votación que incluye una pizarra electrónica que registra la asistencia de los diputados y que eliminó la votación a mano alzada en 1993; así como la elaboración del Digesto Legislativo (recopilación de leyes, decretos, resoluciones y declaraciones legislativas aprobadas), fueron algunos de los logros que resaltó Núñez durante su alocución.

Más logros

Todos estos logros y muchos más en materia de modernización del trabajo legislativo, recordó Núñez, fueron posibles gracias a la cooperación de países amigos como la República de China Taiwan, España y Estados Unidos, entre otros; además de organismos de cooperación como la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos, Usaid, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

En su recuento, Núñez también resaltó la fundación, en el año 2005, del Canal Parlamentario, el cual transmite en la frecuencia 98 del cable; así como la construcción del edificio que hoy alberga las oficinas de las 15 comisiones permanentes que integran la estructura orgánica de la Asamblea Nacional.

Usurpadores en primera fila

En primera fila y en calidad de invitados especiales a la sesión solemne escuchaban atentamente la exposición de Núñez, el presidente de facto de la Contraloría General de la República, Guillermo Argüello Poessy, y a su lado, el otro contralor con período vencido, José Pasos Marciaq; en el extremo derecho, el Procurador de Derechos Humanos –también con período vencido hace un año-, Omar Cabezas Lacayo.

Los grandes ausentes fueron los 10 magistrados -7 propietarios y tres suplentes-, del Consejo Supremo Electoral, CSE, quienes se mantienen en sus cargos por un inconstitucional Decreto Ejecutivo emitido el nueve de enero de este año por el presidente de la República, Daniel Ortega, y cuya derogación, en esa misma Asamblea Nacional, fue imposible de lograr por las maniobras políticas del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN y la complicidad de los diputados opositores.

Solís y Cuadra tuvieron vergüenza por esta vez

Los magistrados del FSLN de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, Rafael Solís Cerda y Armengol Cuadra López, optaron por no asistir al magno evento quizás para evitar las críticas por sus actuaciones y su permanencia en los cargos contraviniendo la Constitución Política; los magistrados liberales del Poder Judicial, tampoco llegaron a la sesión solemne.