•  |
  •  |
  • END

La vocera de la Coordinadora Civil, CC, Luisa Molina anunció que interpondrán un Recurso de Amparo, pues consideran que las declaraciones del presidente Daniel Ortega durante la XV Promoción de Cadetes de la Policía Nacional representa una amenaza contra la sociedad civil organizada.

“Nos sentimos amenazados nosotros y nuestras familias en nuestra integridad física y emocional, por las amenazas vertidas por el Presidente de la República, que nos señala como agentes al servicio del imperio, simplemente por haber manifestado y defendido nuestra posición con respecto a las leyes militares, derecho a protesta que en un país con democracia esto sería visto como normal”, dijo Molina al dar lectura a un comunicado.

La CC participó el pasado viernes 10 de diciembre en una marcha de protesta contra las leyes de Defensa, Seguridad Nacional y Régimen Fronterizo que envió Ortega con trámite de urgencia a la Asamblea Nacional y que fueron aprobadas el 13 de diciembre.

Según la CC, el Presidente también los acusó de recibir un millón de dólares, pues uno de los cables filtrados por WikiLeaks señala que organizaciones de la sociedad civil nicaragüenses recibieron esa cantidad de dinero en 2006.

“La Coordinadora Civil no es toda la sociedad civil, por ello le aclaramos al Presidente de la República que no nos trate de ubicar como que somos de su misma calaña, pues él sí recibe 500 millones de dólares del exterior anualmente sin rendirle cuentas al pueblo”, se lee en el comunicado.

Molina expresó que les preocupa que estas amenazas fueran vertidas ante miembros del Ejército y de la Policía Nacional. “Podría estar motivando cualquier estado de ánimo en contra de nosotros, entonces, ser de la CC es peligroso”, advirtió la activista.

“Cualquier cosa que le suceda a cualquiera de los integrantes de la CC y sus familias, estaremos responsabilizando al Gobierno de Nicaragua y en especial al Presidente de la República, (Daniel Ortega) porque sus amenazas fueron vertidas ante la presencia de soldados del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional, y esto lo consideramos como una grave amenaza”, dice textualmente el comunicado de la Coordinadora Civil.