•  |
  •  |
  • END

El diputado Eduardo Montealegre Rivas reconoció ayer que en 2010 la oposición falló en la lucha por recuperar la institucionalidad del país, lo que implica también una derrota para todos los nicaragüenses en general.

Sin embargo, tiene esperanzas de que en 2011 se fusionen las fuerzas políticas opositoras, porque antes de fin de año ya es algo imposible.

También reconoció que una de las palancas que aceleró la lucha frontal para centralizar el poder orteguista, fue esa división de la oposición.

El diputado de la Bancada Democrática ofreció las declaraciones en un encuentro que tuvo el precandidato presidencial Fabio Gadea Mantilla con el líder histórico del Partido Liberal Independiente, PLI, Virgilio Godoy.