•   Tomado de La Prensa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • END

El Cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga reveló ayer que él y otros líderes religiosos han sido amenazados de muerte tras la crisis política ocasionada por la destitución del ex presidente, Manuel Zelaya.

En el programa “Frente a Frente”, conducido por el periodista Renato Álvarez, de Canal 5 de Honduras, monseñor Rodríguez envió un mensaje a los hondureños para encontrar la “paz” en este nuevo año y olvidarse de la “división” que han mantenido sectores de la población después del 28 de junio de 2009.

Al hacer referencia sobre los atentados que ha sufrido Rodríguez Maradiaga, el periodista de “Frente a Frente” le preguntó cómo se sentía, a lo que el Cardenal respondió que se siente “tranquilo” y no asustado porque su fe en Jesús y María lo sustenta.

Orificio de bala en su oficina

El pasado 11 de septiembre de 2010, una empleada halló un orificio de bala en la oficina del Cardenal Rodríguez, supuestamente disparada por un desconocido. El canciller de la arquidiócesis, Carlomagno Núñez, relató que la trabajadora, cuando iba a la oficina, observó el orificio de la bala en la ventana del Palacio Arzobispal, ubicado en el centro histórico de Tegucigalpa.

También el 7 de noviembre del año pasado una persona fue detenida por arrojar huevos y bolsas de agua a Rodríguez cuando inauguraba un templo en el barrio “Óscar Flores”, de la capital hondureña.