Matilde Córdoba
  •  |
  •  |
  • END

Nicaragua y Costa Rica aún están a tiempo de resolver el diferendo bilateralmente, pese a que la reunión entre ambas naciones es después de la primera ronda de audiciones públicas en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, considera el ex diplomático Mauricio Díaz.

Díaz señaló que “si hubiese buena voluntad e intención de los gobiernos para ponerse de acuerdo y que haya un compás de espera”, el diferendo se resolvería bilateralmente.

“El problema es que para Daniel Ortega en año electoral es conveniente mantenerse en vilo por este tema, mezclando conflictos internos con la soberanía; y doña Laura (Chinchilla) está manejando el tema en la búsqueda de simpatías y respaldo”, expresó Díaz.

Al finalizar el año las conversaciones quedaron en un punto muerto, luego que Costa Rica negara sus intenciones de dialogar con Nicaragua el próximo 17 en Querétaro, México, durante la reunión que impulsan México y Guatemala.

Nicaragua y Costa Rica están convocados por la CIJ para el 11 y el 13 de enero a exponer sus alegatos ante los magistrados del Tribunal Internacional, que evaluará la petición costarricense de medidas cautelares. San José demandó a Managua ante la CIJ por lo que considera una invasión a su territorio en lo que llaman Isla Calero.

Díaz sostiene que es “bien difícil” que del diálogo en Querétaro puedan surgir condiciones necesarias para que el diferendo se supere.

El 27 de diciembre de 2010 el vicecanciller costarricense, Carlos Roverssi, aseguró que su gobierno enviará una delegación en esa fecha a Querétaro, pero que el objetivo será únicamente escuchar la propuesta de diálogo que impulsan México y Guatemala, y no sentarse a la mesa con Nicaragua.

Nicaragua, por su parte, a través de la primera dama Rosario Murillo, aseguró que el gobierno está dispuesto a un diálogo “incondicional”.

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, consciente de su compromiso con el diálogo y la solución amistosa de todas las controversias, ha aceptado desde el 14 de diciembre la Propuesta de Facilitación de los gobiernos hermanos de México y Guatemala en un proceso que promueve la discusión amplia de todas las diferencias”, reiteró la Cancillería en un comunicado.

Costa Rica insiste en que el diálogo está sujeto a la salida de las tropas militares de la zona de Harbor Head, que es el lugar en conflicto.

En la última semana de diciembre hubo un intercambio de notas entre ambos países. Nicaragua protestó por una incursión de naves aéreas y navales provenientes de Costa Rica a territorio nicaragüense.